Personajes destacados

Javier Ruiz, el cirujano que rompió el tabú de las operaciones estéticas en Tarija

Javier Ruiz, el cirujano que rompió el tabú de las operaciones estéticas en Tarija
domingo, 5 marzo 2017 - 09:14 AM - La Voz de Tarija


La cirugía estética en Tarija ha dejado de ser un tabú y en los últimos tiempos cada vez son más los tarijeños que se animan a realizarse algún tipo de intervención quirúrgica para moldear alguna parte de su cuerpo. En esta situación ha contribuido en gran medida el doctor tarijeño Javier Ruiz, quien en 2003 abrió su clínica de cirugía estética Sao Paolo luego de haber estado 18 años residiendo y trabajando en la ciudad brasileña que lleva el mismo nombre que su clínica.

“Yo venía de vacaciones y venía a operar en realidad. En esa época todavía era un cierto tabú la cirugía plástica, la gente no quería que la viera nadie, se operaba en las noches, había personas que no querían venir a la clínica a hacer las curaciones, yo tenía que ir a su casa”, cuenta el cirujano a La Voz de Tarija desde su consulta de la clínica.

Casado hace 32 años con una tarijeña, y padre de dos hijas, una de las cuales sigue sus mismos pasos y está estudiando cirugía en Brasil, Ruiz estudió medicina general en Sucre para posteriormente trasladarse a Brasil a estudiar cirugía general donde descubrió, gracias a un amigo peruano que lo animó, que la cirugía estética abría un campo de oportunidades.

“A partir de ahí mi cabeza cambio radicalmente y entre ahí a hacer cirugía plástica. Dos años cirugía general y tres años de hacer cirugía plástica. Tras eso me quede a vivir en Brasil había muchas oportunidades”, relata.

Sin embargo, en su cabeza siempre tenía la idea de volver a su tierra, a Tarija. “Pasaban los años y yo pensaba cada vez más en volverme aquí. A pesar de que el trabajo allá es bastante pero yo dije quiero ir a mi tierra, vivir más tranquilo, sin mucho estrés y eso hizo que tomáramos esa decisión”.

Javier Ruiz junto a su familia

El 10 de enero de 2003 inauguraron la clínica y a pesar de que no habían hecho publicidad ni tan siquiera tenían un letrero informativo en la puerta al día siguiente entró una cliente y el 12 de enero ya estaba operando.

En la actualidad, la demanda de intervenciones es elevada en temporada alta durante las vacaciones de verano y de invierno. En esos meses, casi todos los días realiza al menos una cirugía.

La operación más demandada es la de rinoplastia y tras ella la lipoaspiración, las prótesis de mama, y la cirugía de parpados.

“Como siempre y hasta el día de hoy es la nariz, la rinoplastia es la cirugía, no solo en Tarija, sino en Bolivia, por las características raciales inclusive, lo que más se opera”, explica al tiempo que señala que las intervenciones estéticas han dejado de ser unas operaciones exclusivas de las élites y en la actualidad ha pasado a ser una práctica común independientemente del estrato social al que se pertenezca.

“Yo pienso que esto es una evolución global, todos estos cambios han contribuido en desmitificar la cirugía plástica que ya no sea una cosa de élites. Que sea más abierta, se debe a la globalización, a internet la gente tiene acceso a información entonces la gente cuando viene a la consulta viene sabiendo mucho, viene muy informada”, destaca.

No obstante, la red también ha contribuido a generar algunas creencias erróneas sobre los tratamientos estéticos que en muchos casos no se pueden realizar.

“Hay algunos que piden algunas cosas que no están dentro de mi especialidad como poner silicona en el pie para aumentar el tamaño. Cosas que no hago y ni siquiera son técnicas aprobadas. Hay algún loco que de repente coloca alguna prótesis en el talón por dentro para aumentar un poco el volumen pero el pie es muy delicado, son cosas que alguien ha leído en algún lugar”.

Tampoco faltan las pacientes que le llevan fotos de todos los tamaños y colores de narices de actrices o modelos con el objetivo de que la intervención les aporte el mismo resultado. Aunque, Ruiz destaca que no siempre es posible porque en ocasiones buscan narices extremadamente delgadas que por las características anatómicas del paciente no se puede llegar a conseguir esos resultados.

“Hay algunas que vienen con una foto de una nariz muy fina, con una nariz extremadamente blancas donde la piel es delgada donde la estructura ósea es diferente y el paciente presenta otro tipo de características: nariz gruesa, ancha. Entonces, no vamos a llegar nunca a esos resultados y le explicamos que no se puede. Podemos mejorar la forma de la nariz y darle una mejor forma pero no podemos esperar esos resultados porque no hay condiciones anatómicas”.

No obstante, el doctor señala que es importante que el paciente esté mentalizado de que realmente quiere hacerse una intervención quirúrgica porque ya no hay marcha atrás una vez realizada. Es por eso que en la consulta hace un análisis del estado emocional de los pacientes.

“Uno puede ver que de repente el paciente no está bien, no está equilibrado emocionalmente. Vienen pacientes que, por algún fracaso sentimental o alguna discusión, deciden hacerse una cirugía para que la pareja vuelva. No son pacientes aptos para una cirugía porque son pacientes que no van a estar satisfechos con los resultados”, explica.

Es por esto, que Ruiz considera que lo más importante, además de que los exámenes clínicos avalen que no presenta ningún tipo de riesgo para la salud, es que los pacientes estén seguros y conscientes de que va a haber un cambio.

“Mucha gente viene y dice: doctor opéreme pero que no se note. No hay eso, algo que quede natural sí pero va a haber un cambio, el paciente tiene que estar seguro de que va a haber un cambio porque no hay forma de volver a como era antes”, concluye.

LO MÁS VISTO