Navidad y tradiciones

La Navidad en la campiña tarijeña gira en torno a la unión familiar y la humildad

La Navidad en la campiña tarijeña gira en torno a la unión familiar y la humildad
sábado, 23 diciembre 2017 - 11:08 AM - Gabriela Flores


La Navidad llega y con ella mucho lujo y regalos pero en las comunidades de Tarija esto es completamente distinto, los valores básicos de la Navidad se mantienen como la unión familiar y la humildad, no existe una comida oficial de la navidad en el campo ya que se come lo que disponen y tampoco existen trenzadas ni adoraciones en cada casa como en la ciudad, la familia es lo más preciado que tienen.

La comunaria de San Lorencito Elsa Limachi cuenta a La Voz de Tarija como es una Navidad en su comunidad y su franqueza y sinceridad conmueve ya que desde el comienzo de la entrevista señala que la familia es lo único necesario para pasar una hermosa festividad a pesar que no es tan importante como tal en esa zona.

«Aquí la navidad lo celebramos en familia no más, no ‘tenimos’ niñito, pero nos juntamos con vecina que va a tener un niñito y le va a hacer adoración, vamos a buscar leche, chocolate para hacer para los niños, en especial para la familia para que se reúna», explica Limachi.

Mientras que en Tarija es obligatoria la cena navideña con una rica picana, plato que incluye diferentes carnes, en el campo se la realiza con lo que se tiene a disposición bien puede ser chancho, cordero o queso con papas.

«El 24 en la noche nos reunimos toda la familia nos preparamos un platito para servirnos a veces chanchito, corderito, queso con papitas», cuenta.

En este sentido, la señora cuenta que esto se da ahora ya que antes pasaban estas fiestas como cualquier otro día, recuerda que de niña no tenían ninguna tradición.

«Aquellas veces no sabía que era navidad, no se celebraba nada, el día siempre con familia, ‘hoy día es navidad decían’ pero no entendía mucho yo, no sabía que significaba, después con el tiempo ya, cuando he sido grande he participado en cursos de costura, ahí recién he aprendido la realidad de la vida, de como es la navidad, quien hacía», señala.

Recuerda las historias que le sabía contar su madre cuando era pequeña, cuando un señor del que ahora no saben nada, iba hasta la comunidad a repartir buñuelos con miel y les enseñaba a adorar pero cuando no volvió se perdió nuevamente la tradición que el quería mostrar.

«Mi mamá sabía contar que cuando ella era chica, había un señor que venía a la comunidad, de donde sería, pero que repartía buñuelos con miel y con eso dice que los hacían adorar pero una vez que el señor se ha perdido y ya no se ha seguido con eso».

La religión es muy importante para la comunidad por lo que siempre tratan de guardar la fecha por el nacimiento de Jesucristo pero no la festejan como una fiesta en realidad.

«Nosotros aquí somos muy religiosos siempre guardamos la fiesta, sanamente entre familia tratamos que sea solo sodita pero no falta quien se sirva unos vinitos».

LO MÁS VISTO