Arte

La fotografía, un arte que jóvenes tarijeños buscan convertirlo en su profesión

La fotografía, un arte que jóvenes tarijeños buscan convertirlo en su profesión
domingo, 18 marzo 2018 - 08:40 AM - Jessica Hoyos


La fotografía es un arte que muchos apasionados y profesionales practican alrededor del mundo. La ciudad de Tarija también es cuna de varios fotógrafos de renombre que captan hermosos paisajes de la campiña chapaca, plasman su arte en bodas y en diferentes acontecimientos, sin embargo, en los últimos años cada vez más jóvenes dedican su atención a esta actividad y trabajan duro por sobresalir en cada imagen que captan. 

El pasado 17 y 18 de febrero en Tarija tuvo lugar un workshop de fotografía realizado por el fotógrafo argentino Fabián Hernández en el que se dieron cita alrededor de 30 apasionados de la fotografía que asistieron al evento para profundizar sus conocimientos y mejorar sus técnicas fotográficas.

Cuatro jóvenes participantes en este evento cuentan a La Voz de Tarija sus perspectivas en el ámbito de fotografía y sus incipientes carreras en este arte.

Es el caso de Ricardo García de 20 años, quién es estudiante de administración de empresas pero ya lleva 2 años dedicándose profesionalmente a la fotografía, asegura que comenzó con esta pasión desde niño con una cámara a rollo y ahí descubrió las historias que pueden contarse con una imagen. 

“Agarrar la cámara y captar el mundo es algo que me fascina cada vez más, es como una conexión con los elementos, puedes sentirlos y captarlos, siempre hay algo nuevo esperando ser descubierto, una de mis fotografías favoritas es una que tomé a un amanecer en un vuelo junto a mi padre a quién no veo muy seguido porque vive lejos pero cada vez que me encuentro con él me doy cuenta que sin su apoyo y sus consejos no podría hacer nada”, cuenta Ricardo.  

Le gustaría especializarse en fotografía de paisajes y retrato urbano, no obstante ofrece sus servicios para cubrir festejos de 15 años, bodas y diferentes eventos sociales.

“Me gusta pasearme por fotos pasadas, recuperarlas y recordar como era todo en ese entonces, eso me motiva a a seguir creciendo y disfrutando”, destaca.

Otro fotógrafo también muy jóven es Ángel Valdéz. estudia la carrera de arquitectura y urbanismo y encontró su amor por la fotografía hace 5 meses, todo comenzó cuando cursaba una materia llamada paisajismo en la cual le daban tareas de tomar imágenes de naturaleza esto despertó en él su dedicación hacia este arte. 

“Estoy seguro que lo mejor de este trabajo es el poder conocer gente nueva siempre, el crear amistades y momentos inolvidables. Yo creo que es algo que no tiene precio, hacer lo que amas hacer y pasarla bien”, remarca.

Durante estos meses su prioridad es marcar su propio estilo especialmente el retrato urbano y considera que cada fotografía va contando una historia. “Creo que la fotografía que más me guste quizá sea una que vaya a hacer el día de mañana”.

Ángel también se está abriendo camino en este rubro y ofrece paquetes que se acomodan a la petición de cada cliente y según los requerimientos. Un mensaje importante que quiere dejar a las personas que tengan la pasión por esto es que practiquen mucho y que jamás se dejen intimidar por aquellos que ya han conseguido algo de un nivel superior y les desea mucha suerte a todos aquellos que están empezando en esta bella travesía. 

Otra de las jóvenes promesas de la fotografía es Gabriel Fernández de 21 años y estudiante de ingenieria civil. Se dedica a la fotografía y filmación desde hace 3 años, señala que no hubo un hecho que le haya despertado la pasión por esta actividad a su juicio no tiene una justificación, simplemente le encanta lo que hace. 

“Lo que me gusta de esto es que como cualquier otra actividad artistica, expresa sentimientos, emociones, pensamientos, de una forma muy sutil y directa a la vez.  No tengo una foto favorita definitiva, todas son temporales, ya que busco que mi evolución sea constante y creciente”, asegura el joven.  

Una de sus metas es especializarse en fotografía de retrato,  sorteando los costos que conlleva este trabajo pues el cree que es una actividad bastante costosa y para seguir subiendo de nivel es necesario adquirir mejores equipos y mejores complementos. “De todas maneras es importante que un fotógrafo sea completo, que tenga buenos equipos pero que también sea un artista”. 

También ofrece paquetes para todo tipo de eventos en escala de básico, medio y vip. Uno de los consejos que considera importantes es ser simpre humilde y tener cuidado con el  “síndrome del fotógrafo”, cuya principal característica es el ego.

 Otro de los jóvenes que busca abrirse espacio en el mundo de la fotografía en Tarija es Ángel Girón. Cursa el sexto año de secundaria del colegio La Salle ¡ inició sus trabajos en el área desde hace algunos meses.  busca mejorar con esfuerzo, creativad e imaginación. “Descubrí mi pasión por la fotografía cuando empecé a mirarla de una manera distinta, valorando lo mucho que puede hacerse para transmitir a través de ella”, cuenta.

Le gusta mucho conocer nuevos amigos con los que se va encontrando mientras más se dedica a esta actividad. Una de las áreas que prefiere es la fotografía de retrato pero en un futuro le gustaría trabajar con fotografías de bodas. Para todos aquellos que también quieren iniciar en este arte Ángel les aconseja que practiquen mucho y que nunca dejen de aprender.  

Ricardo, Ángel, Gabriel y Ángel son solo una muestra de los muchos jóvenes tarijeños que con empeño y trabajo buscan formarse y salir adelante en la profesión que les apasiona. En este caso, en la fotografía, un arte que en Tarija, cuna de artistas, comienza a tomar más profesionalismo y relevancia.

 

LO MÁS VISTO