El 1 y 2 de noviembre

Festividad de "Todos Santos": tradición que no muere y trasciende de generación en generación

Festividad de
viernes, 1 noviembre 2019 - 11:02 AM - Agencias


Entre el 1 y 2 de noviembre Bolivia celebra la festividad de «Todos Santos», tradición que no muere y que trasciende de generación en generación

Esta fiesta convoca a los ajayus (almas en aymara) de las personas que en vida acompañaron a las familias.

Sharon Huanca quien es tataranieta de Juana Infantes, recuerda que la tradición de celebrar la fiesta de «Todos Santos» pasó de generación en generación en su familia, al igual que de muchas, por lo que actualmente ella recuerda con una «mesa» a sus seres queridos que murieron.

Huanca, de 25 años, se apresta a recibir este viernes a mediodía a las «almas» de su padre, bisabuela, bisabuelo y tatarabuela, colocando las fotos de sus familiares en un altar acompañado de bebidas y alimentos preferidos de sus seres queridos.

«Voy a poner la mesa, refresco, coca, cigarro, dulces, suspiros, pan, galletas, pasankalla, flores y masas elaboradas en forma de escalera que -según me dijo mi abuela- es por ahí por donde bajan las almas y tantawawas con caretas y flores«, dijo.

Según la tradición, las almas de los difuntos llegan a los hogares al medio día del 1 de noviembre y se despiden del mundo terrenal a las 12h00 del 2 de noviembre.

De acuerdo con la costumbre, el 2 de noviembre la población se traslada a los distintos cementerios y en lugar de la tumba de sus familiares y arman «mesas» para despachar a las almas en medio de rezos y música a cambio de pan, frutas, comida y bebida.

La gente se abarrota en los cementerios y reza a las almas con el siguiente canto en aymara: «Gloria angelay, cieloy angelay, khitis aukiman sarakiristam khitis taykaman sarakiristam San Jose Tata Sausinasatway Virgen Maria Sausinasatway
Khaukhits jalanta saraquiristam Luxllulla Mundutxa, Taypi Mundutxa sausinasatway Kimsa calvario q’iwt’aniwayta, sausinasatway Taywaway angelay Luxlla mundutxay, kunarus juttay Taypi mundutxay, kunarus juttay Sausinasattway Taypi mundutxay, glorian q’aptiri, glorian p’iktiri, sausinasata angelituy».

Que en castellano significa: «Ángel de gloria, ángel del cielo ¿Quién es tu padre?, te preguntaré ¿Quién es tu madre?, te preguntaré, San José Padre debes decirle, Virgen María debes decirle
¿De dónde viniste?, te preguntaré, del mundo lluvioso, del medio de los mundos, debes decirle
tres calvarios he rodeado debes decirle pequeño angelito, el mundo lluvioso ¿a qué has venido?
del medio de los mundos, ¿a qué has venido?
debes decirles del medio de los mundos, con la gloria en mis manos señalado por la gloria, debes decirle, angelito».

Para los pueblos indígenas la muerte no existe ya que simplemente es la transición a otro estado espiritual, porque según creen- la vida es eterna.

Ante la llegada de esta festividad, desde mediados de octubre las familias se preparan para hornear panes en forma humana a los que les ponen caretas de hombres, mujeres y niños para colocarlos en la «mesa» junto con escaleras, biscochos, galletas, entre otras masas.

por: Sandra Zabala/Abi

LO MÁS VISTO