El paciente se encuentra con vida, según la Gobernación

Iglesia rechaza declaraciones del Sedes Tarija sobre el paciente con coronavirus

Iglesia rechaza declaraciones del Sedes Tarija sobre el paciente con coronavirus
miércoles, 1 abril 2020 - 15:03 PM - Gabriela Flores


El Obispado de la Diócesis de Tarija ha emitido un comunicado donde piden a las autoridades dejar de especular y señalar que el padre Juan Carlos Calderón conocía previamente que estaba contagiado de coronavirus y decidió ocultar su diagnóstico, ya que él presentaba dolor estomacal y en ningún centro de salud lograron determinar sus síntomas, por lo que pedirán una Auditoria Médica Interna y Externa al Servicio Departamental de Salud (Sedes) por una supuesta «negligencia médica».

Actualmente el paciente se encuentra con vida pero en estado de salud reservado, según la Gobernación de Tarija.

«El monseñor Antonio Reimann, obispo apostólico de Ñuflo de Chávez quien tuvo contacto con el padre Juan Carlos Calderón, fue internado el día 26 de marzo con sospecha de coronavirus, y debido al fuerte malestar físico fue trasladado a la ciudad de Santa Cruz. Tras una conferencia de prensa el alcalde de Concepción, David Mollinedo, se confirmó su positivo», ha señalado.

Además de esto, el comunicado explica que el  paciente Calderón, el miércoles 25, se presentó en el hospital San Juan de Dios manifestando dolor de estómago. Fue atendido y recibió una receta médica. Ya que las molestias persistían, tuvo que solicitar atención en la Clínica Santísima Trinidad, donde obtuvo un diagnóstico y prescipción similar a la anterior, sin la mínima sospecha que tenía coronavirus.

«Durante los días posteriores el padre siguió con las prescripciones de los médicos, hasta el sábado 28 de marzo, día que su situación se agrava y es auxiliado por el personal de Bomberos, que lo llevaron a Prosalud y fue atendido por razones humanitarias», ha señalado el comunicado.

La iglesia de Tarija ha lamentado que en múltiples publicaciones se indique que el paciente Calderón ya tenía conocimiento o sospechas de estar contagiado con coronavirus y que él ocultó la información para proteger su prestigio personal. 

«Estas declaraciones emitidas son enfáticamente falsas. Esta información no coincide con el primer punto desarrollado. El paciente con todas las molestias y síntomas de un dolor abdominal, desconocía el caso positivo del monseñor Reimann. El diagnóstico de los médicos, no concluía en que las molestias estomacales sean una manifestación del coronavirus, pues, no figura dentro de la descripción proporcionada por las entidades de salud». 

En este sentido, la Iglesia de Tarija pide que se maneje la información de manera responsable por las propias autoridades ya que se estaría dañando a una persona.

«Como Iglesia en Tarija, estamos seguros que el personal médico actuó convenientemente ante el delicado cuadro clínico presentado por el paciente Juan Carlos Calderón. Sin embargo, lo que preocupa profundamente a la población es que algún profesional médico continúe insinuando que el padre tenía conocimiento de su contagio. Estas insinuaciones podrán dar a entender una posible negligencia médica y debe ser el Sedes quienes ejecuten una Auditoria Médica Interna y Externa».

 

LO MÁS VISTO