Mujeres quedaron atrapadas con sus agresores, incluidos sus hijos

Mujeres de Tarija piden a las autoridades recordar la lucha contra la violencia en época de cuarentena

Mujeres de Tarija piden a las autoridades recordar la lucha contra la violencia en época de cuarentena
lunes, 27 abril 2020 - 12:46 PM - La Voz de Tarija


Esta es una manifestación clara expresada por las panelistas participantes en el segundo conversatorio del “Ciclo Voces de Mujeres Diversas Bajo La Cuarentena” en el marco del análisis de la situación de violencia hacia las mujeres y el acceso a los servicios de atención en un contexto de aislamiento por coronavirus que  según datos oficiales (FELCV) hasta el momento se registró 1505 casos de violencia  contra las mujeres, así como cuatro hechos de Feminicidio, nueve casos en grado de tentativa de feminicidio y 44 hechos de violencia sexual hacia niñas, niños y adolescentes.

“Las autoridades, yo veo que a nivel nacional, se han olvidado que existe las mujeres, que existe violencia y más están enfocados en lo que es la salud”, indica Jimena Gonzales

“Para las víctimas que viven en el área rural está siendo difícil llegar a la FELCV, y esta debe ser que está trabajando en un 50%, no al 100%, además no cuenta con vehículo, porque el vehículo que se ha comprado a principios de este año también lo utilizan en otras cosas y no solo para las víctimas de violencia”, señala Elsa Llanos.

En esta ocasión el conversatorio, tuvo la participación de tres panelistas mujeres de diferentes municipios: Jimena Gonzales dirigente las juntas escolares de Villa Montes, Catalina Saldaña de la organización AOEM- Padcaya y Elsa Llanos de la Red Contra la Violencia en el municipio de Yacuiba.

Desde estos tres contextos territoriales las mujeres analizaron sus propias realidades y coinciden en que la problemática de la violencia contra las mujeres en un contexto de emergencia sanitaria como la que atravesamos, se da en todos los municipios, por factores como el económico, el estrés, la mayor convivencia con los agresores, afirmando que en esta época de pandemia, la atención está más centrada en la enfermedad del COVID-19, puntualizando que hay muchas limitaciones por las restricciones y que hace falta facilitar el acceso de las mujeres a los servicios especializados en su búsqueda de atención.

“No se puede negar que en todos los municipios existe la violencia hacia la mujer, hay estrés por la situación económica, el coronavirus nos ha encontrado en situación crítica, ahora los hombres están más tiempo  en casa, hay violencia física psicológica y luego se llega a los chicos. En Villa Montes hay casos de violación, al menos eso se sabe, hay hombres que están botando a sus parejas de sus casas con sus hijos. Se siente miedo de que los hombres reaccionen contra los hijos y más temor que lo hagan contra los hijastros”,manifiesta Jimena de Villa Montes.

Por su parte, en Yacuiba, Elsa llanos lamenta que en los días de cuarentena se registró el suicidio de una mujer víctima de violencia que en varias ocasiones denunció a su agresor ante las instancias de atención, pero que finalmente por la difícil situación que atravesaba terminó quitándose la vida.

A esta realidad, se suman los hechos de violación consumados y en grado de tentativa contra niñas, adolescentes y mujeres jóvenes.

“Especialmente las jóvenes están sujetas como parte de la familia a diferentes intentos de violaciones que tenemos, hoy por hoy todos estamos en casa y el agresor es parte de la familia, el tío, el padrastro, el hermano, entre otros, es la persona que comete este delito, por lo que es importante lanzar mensajes de prevención”, alerta la presidenta de la Red de Lucha Contra la Violencia de Yacuiba.

Así mismo desde la Dirección Ejecutiva del CCIMCAT, informan sobre la aplicación de una encuesta a solo mujeres denominada “Aproximación a la realidad de Mujeres Campesinas, Indígenas y de Barrios Urbano Populares en un contexto de COVID-19”. Estudio que de manera preliminar refleja que durante los últimos 30 días correspondientes a los días de cuarentena total el 37% de mujeres encuestadas ha manifestado que conoce, escucho o vivió una situación de violencia en su hogar. 

Sin embargo en todos los casos se desconoce si la víctima recibió algún tiempo de atención y apoyo, por su parte referente a los hechos de violencia contra niñas, niños y adolescentes, durante el mismo periodo de tiempo, la encuesta evidenció que un 20% del total de encuestadas indica que conoció casos de violencia contra niñas, niños y adolescentes, pero el 63% señala que desconoce si la víctima recibió algún tipo de ayuda o atención.

Bajo este contexto sobre el acceso a los servicios de atención coincidieron que para las familias indígenas, campesinas y rurales se torna complicado llegar hasta a los servicios especializados, por las distancias, las limitadas condiciones de movilidad para el desplazamiento, y porque las propias instancias de atención no cuentan con presupuesto, ni recursos técnicos, ni tampoco recursos humanos para la atención y protección oportuna a las víctimas cumpliendo los estándares de la debida diligencia.

A la conclusión del conversatorio las tres panelistas alertaron en la importancia de asignación de presupuestos para luchar contra la violencia de manera real, más aún en un contexto como el que se atraviesa, en el que todos los datos que se conocen de manera oficial podrían ocultar un “subregistro de casos” que probablemente no se están pudiendo denunciar dadas las condiciones de confinamiento, aseveró Cintia Mamani del equipo técnico CCIMCAT.

“Lo que se debe de exigir en primera instancia a las autoridades es que deben poner un poco más de presupuesto para esta problemática, porque lo que pasa ahora es que las mujeres ya no quieren denunciar, porque se cansa de ir varias veces, y estar en eso, quizás haya voluntad del funcionario público, pero no tienen las condiciones y tampoco hay la cantidad de personal suficiente, en la realidad la Ley 348, se quedó solo en papeles”, indica Gonzales.

Sumado a la demanda de presupuestos contra la violencia, la encuesta aplicada por el CCIMCAT, plantean a las autoridades acciones durante y el post coronavirus, entre ellas garantizar la atención permanente de las instituciones responsables(67%), hacer seguimiento a los casos denunciados (61%) y promover brigadas móviles que se desplacen hacia comunidades campesinas e indígenas (43%), por último se destaca  que un 14% de las encuestadas, solicitó que durante los días de cuarentena las restricciones de circulamiento no deben impedir, ni obstaculizar a las víctimas en su búsqueda de atención o denuncia.

Al finalizar la nota, Wilson Santiesteban, director del CCIMCAT, destacó el trabajo de La Voz de Tarija, por sumarse a la democratización de la comunicación e información permitiendo la publicación de artículos que resumen los contenidos más álgidos de los conversatorios que se impulsan.

Nos complace que un medio digital como La Voz de Tarija se sume a esta iniciativa que nos permite visibilizar desde la voz de las mujeres que las condiciones confinamiento son diferencias en contextos campesinos e indígenas, y que derechos fundamentales como el vivir libre de violencia no deben ser vulnerado ni olvidados”, indicó.

LO MÁS VISTO