EEUU

Revelaron la cínica respuesta del oficial que mató a George Floyd cuando le suplicó que lo dejara respirar

Revelaron la cínica respuesta del oficial que mató a George Floyd cuando le suplicó que lo dejara respirar
Derek Chauvin, el agente que presionó su rodilla contra el cuello de Floyd, desestimó sus súplicas diciendo que “se necesita mucho oxígeno para hablar”
miércoles, 8 julio 2020 - 20:21 PM - Agencias


Cuando George Floyd dijo más de 20 veces a los agentes de policía de Minneapolis que no podía respirar en los momentos previos a su muerte, el agente que presionó su rodilla contra su cuello desestimó sus súplicas, diciendo que “se necesita mucho oxígeno para hablar”. La revelación se desprende de las transcripciones de las grabaciones de video de las cámaras corporales que usaron los agentes de policía involucrados en su homicidio, y que se hicieron públicas este miércoles.

Las transcripciones de los videos de las cámaras corporales de los oficiales Thomas Lane y J. Kueng proporcionan el relato más detallado hasta el momento de lo que sucedió cuando la policía se estaba llevando a Floyd bajo custodia el 25 de mayo, y revelan más de lo que se dijo después de que Floyd fue esposado y puesto en el suelo.

“Vas a matarme, hombre”, dijo Floyd, según una transcripción del video de la cámara en el cuerpo de Lane.

“Entonces deja de hablar, deja de gritar. Se necesita mucho oxígeno para hablar”, dijo Derek Chauvin, el oficial blanco que sostuvo su rodilla contra el cuello de Floyd durante más de 8 minutos, incluso después de que Floyd dejara de moverse.

“Me matarán. Me matarán. No puedo respirar. No puedo respirar”, dijo Floyd.

Las transcripciones se hicieron públicas el miércoles como parte de la petición de Lane de que se desestimara el caso contra él. El abogado de Lane, Earl Gray, dijo en un memorándum que no hay causa probable para acusar a su cliente, basándose en todas las pruebas y la ley.

La defensa de Gray trató de transmitir una imagen de un oficial novato que confiaba en Chauvin, un oficial superior a él, después de que Floyd actuara de forma errática, luchando y haciéndose daño durante un arresto. Gray dijo que una vez que Floyd estaba en el suelo, Lane había preguntado dos veces si los oficiales debían voltear a Floyd y Chauvin dijo que no.

Gray también presentó la grabación de la cámara corporal, pero no se hizo pública inmediatamente. Las transcripciones muestran como Floyd parece mostrarse cooperativo a veces, pero agitándose mientras rogaba que no lo metieran en un coche patrulla, diciendo en repetidas ocasiones que era claustrofóbico.

“Oh Dios, no me dejes, por favor, hombre, por favor”, rogó, añadiendo más tarde: “Haré todo lo que me digas, hombre… Sólo soy claustrofóbico, eso es todo”.

El abogado Earl Gray escribió que Floyd comenzó a moverse de un lado a otro y que “se golpeó la cara con el vidrio en el patrullero y comenzó a sangrar por la boca”. Los oficiales arrojaron a Floyd al suelo y, “el plan era contenerlo para que no se pudiera mover y se lastimara más”, escribió Gray.

Chauvin está acusado de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio involuntario. Lane, Kueng y Tou Thao están acusados de ayudar e instigar tanto a un asesinato en segundo grado como a un homicidio. Lane sostenía las piernas de Floyd en ese momento, Kueng estaba sobre el torso de Floyd y Thao observaba a los transeúntes cercanos. Los cuatro oficiales fueron despedidos.

Como parte de su presentación en la corte, Gray también presentó una transcripción de la entrevista de Lane con los investigadores del estado y materiales de entrenamiento del departamento de policía sobre retenciones. Gray escribió que todas las pruebas exoneran a su cliente y que no es «justo o razonable» que Lane sea juzgado.

Gray dijo en un memorándum que el video de la cámara del cuerpo de su cliente muestra el encuentro con Floyd desde el momento en que Lane llegó a la escena hasta el punto en que Floyd fue puesto en una ambulancia; Lane fue en la ambulancia y ayudó con la resucitación cardiopulmonar, según la transcripción.

Lane le dijo repetidamente a Floyd que mostrara sus manos, y le dijo a los investigadores que al principio sacó su arma porque Floyd estaba alcanzando algo, pero que la enfundó una vez que Floyd mostró sus manos. Las transcripciones del video de la cámara del cuerpo muestran que Floyd dijo inicialmente que le habían disparado antes, y rogó a la policía que no le dispararan.

Gray dijo que Floyd actuaba de forma errática y que tenía espuma en la boca. Según las transcripciones del video de la cámara corporal, cuando le preguntaron sobre la espuma y si estaba tomando algo, Floyd dijo que estaba asustado y que había estado jugando al baloncesto.

Mientras los oficiales luchaban por meter a Floyd en el coche patrulla, Floyd dijo: “No puedo respirar” y “Quiero acostarme en el suelo”, dicen las transcripciones.

Una vez que Floyd estuvo en el suelo, Lane dijo a los otros oficiales “tiene que estar en algo” y preguntó dos veces si los oficiales deberían poner a Floyd boca arriba – Chauvin dijo que no.

“Lane no tenía bases para creer que Chauvin se equivocaba al tomar esa decisión”,escribió Gray.

Los transeúntes dijeron a los oficiales que comprobaran el pulso de Floyd, y después de que lo hiciera, Kueng dijo: “No puedo encontrar uno”.

“¿Eh?”, dijo Chauvin, según la transcripción del video de la cámara del cuerpo de Keung.

Lane dijo a los investigadores del estado que Chauvin no era el oficial de entrenamiento de campo de Lane, sino que había entrenado a Kueng y era alguien a quien Lane había acudido previamente para que le guiara. Según la transcripción de la entrevista, un investigador dijo que parecía que el instinto de Lane le decía que algo no estaba bien con la forma en que Floyd estaba siendo retenido.

“Sí. Diría que sentía que tal vez podría haberse manejado de manera diferente o que deberíamos reevaluar lo que estamos haciendo”, dijo Lane.

Gray argumentó en su memorándum que para poder acusar a Lane de complicidad, los fiscales deben demostrar que Lane desempeñó un papel consciente en la comisión de un delito. Dijo que no hay pruebas de que Lane jugara un papel intencionado o que supiera que Chauvin estaba cometiendo un crimen, es decir, una agresión.

“La decisión de restringir a Floyd estaba razonablemente justificada”, escribió Gray, añadiendo: “Basándose en las acciones de Floyd hasta este punto, los oficiales no tenían idea de lo que haría después – herirse a sí mismo, herir a los oficiales, huir, o cualquier otra cosa, pero no estaba cooperando.”

Gray escribió que la confianza de Lane en Chauvin era “razonable y no criminal”. /Associated Press

LO MÁS VISTO