EDITORIAL EL COVID Y LA DIGITALIZACIÓN
lunes, 27 julio 2020 - 06:00 AM - La Voz de Tarija


El contrasentido es evidente: la biología —y no la tecnología— está acelerando la digitalización del mundo. El COVID-19 que afecta a los cuerpos y que se transmite cara a cara o por la superficie de los objetos está multiplicando exponencialmente nuestra dependencia de los celulares, tabletas o computadoras.

Es probable que la acumulación exponencial de conocimiento durante estos seis meses de 2020 en los campos de la informática, la ingeniería de sistemas o de datos complete en un tiempo récord la revolución tecnológica que ya estábamos viviendo. Es decir que si al ritmo del año 2019 la transición digital se hubiera completado —digamos— en treinta años, es muy probable que tras la pandemia ese plazo se reduzca drásticamente.

Es que las crisis son prerrequisitos de las revoluciones. Nunca antes en la historia de la humanidad había ocurrido una pandemia de contagio tan rápido y esto nos llevo a que sean dos los catalizadores de esa inesperada y vertiginosa aceleración de nuestra dimensión digital.

Por un lado la economía, porque la cuarentena ha amenazado la subsistencia de muchas empresas de entretenimiento, información, cultura, turismo, deporte, gastronomía o moda, al tiempo que ha supuesto la llegada de un enorme capital a las plataformas tecnológicas de empresas como Google, Amazon, Facebook o Netflix.

Y por otro lado la educación está impulsando también la digitalización. Durante el encierro, los niños y jóvenes se están acostumbrando a recibir conocimiento a través de plataformas; los abuelos están descargando aplicaciones a las que eran reticentes; el distanciamiento social es aminorado por las redes sociales, en fin, todo el mundo se ha familiarizado con Zoom, Skype, Google Hangouts o FaceTime.

Cuando esta pesadilla termine, es muy plausible que no solo se haya alejado de la esfera de nuestros hábitos y afectos la relación con los libros en papel, con las clases presenciales, con el trabajo en la oficina o con los espectáculos en vivo.

Está claro que estamos acelerando hacia lo que los teóricos de la inteligencia artificial han llamado el “éxtasis computacional” ese momento en que la inteligencia algorítmica trascenderá la humanidad. El empujón, inesperado, lo está dando el coronavirus.

LO MÁS VISTO