EDITORIAL SE APLAZARON
lunes, 3 agosto 2020 - 06:00 AM - La Voz de Tarija


El conocer que el gobierno transitorio clausuro la gestión escolar 2020 en las unidades educativas públicas y privadas, y como primera explicación que no habrá alumnos aplazados, dejo a la gran mayoría de la ciudadanía atónitos.

La explicación dada horas más tarde, por la presidenta transitoria Añez, de que se tomó una decisión muy difícil por una sola razón cual es cuidar la salud de los estudiantes, pero que el Ministerio de Educación buscará otros modos para que sigan estudiando, sin arriesgar la salud ni la vida, para nada nos tranquilizó, sino todo lo contrario nos inquieto aun más, pues después de todo lo dicho nos preguntamos ¿cuáles serán esos ‘modos’ para que sigan estudiando?

Es que ya lo dijimos, en un Editorial de semanas atrás, que la democracia no se detiene ni siquiera en tiempos de pandemia y lo propio ocurre con la educación, con la inversión en el capital humano de Bolivia.

No terminamos de entender la falta de capacidad del gobierno transitorio para ofrecer alternativas de solución en medio de la crisis sanitaria.

Esta por demás, el explicar la importancia de la educación para el desarrollo de las personas de manera particular y de la sociedad en lo general, más aún para nuestro país que tiene una gran deuda pendiente para con este sector.

No es secreto para nadie que el éxito de los países desarrollados, es el apostar en la educación de sus ciudadanos, considerando esto como una inversión y no como un mero gasto, pues la educación es sinónimo de progreso.

El deber de este gobierno transitorio debiese ser trabajar, gestionar y dar soluciones a la educación de nuestros niños y jóvenes, y no simplemente levantar las manos y rendirse ante el capricho/presión de algunos malos profesores y padres de familia. Se olvidan acaso que el derecho a la educación es universal.

Este gobierno transitorio que ya se aplazó en la gestión de la salud y ahora con esta nefasta determinación lo hace en la educación, de seguro más de uno nos preguntamos si a pesar de estos fracasos, ¿todavía quiere seguir en el gobierno?

LO MÁS VISTO