EDITORIAL CÁLCULOS POLÍTICOS
lunes, 10 agosto 2020 - 06:14 AM - La Voz de Tarija


Que decepcionante para el pueblo boliviano el saber que el Gobierno transitorio, la COB y el MAS se encuentran sumidos solamente en los cálculos políticos.

¿Y por que decimos esto? Porque la presidenta transitoria Añez, en su reciente mensaje del 6 de agosto, lo único que hizo es política –léase campaña- pues se autobautizo como ‘el gobierno de los bonos’, fuera de canallescamente querer tirar toda la culpa de la crisis social actual al Tribunal Electoral.

Porque la COB, insiste machaconamente en la realización de unas elecciones el 6 de septiembre, a sabiendas que los tiempos para esa fecha ya son imposibles de poder ajustarlos, partiendo desde la propia impresión de papeletas electorales y aun así no solo abandona los diálogos sino mantienen bloqueos de carreteras obstaculizando criminalmente el paso de oxigeno.

Porque el MAS, que quiérase o no, es activo participe de los bloqueos y desmanes en carretas y ciudades, pelea sus ultimas cartas para hacerse una vez más del poder, pero esto debería hacerlo en el escenario de la democracia, siendo su campo de batalla las urnas y no así el caos y anarquía de estos días.

El Tribunal Electoral ya dijo hasta el cansancio que el 18 de octubre es “inamovible” y esa será la fecha de las elecciones nacionales y que este mismo 2020 tendremos un nuevo gobierno legitimo.

Pero muchos nos preguntamos ¿Qué paso?, ¿Donde empezó todo este lio? Pues sencillamente fue tras que la señora Añez tomo la decisión de no solo someterse a su mandato constitucional de llevarnos a elecciones y entregar el poder a un ganador, sino que opto por ser candidata presidencial.

Ella debió haber hecho oído sordos a la trasnochada voz que sugirió el famoso “#YSiFueraElla?” el pasado 22 de enero de 2020. Demás esta a esto sumar los casos de corrupción que crearon caldos de cultivo o el desbande de sus ministros apolíticos que fueron claras señales de lo que se le venia.

A estas alturas los diálogos en Palacio como que ya no son solución, ya se escuchan muchas/varias voces que le piden retire su candidatura y quizá lo único que podría darle oxigeno al problema, que ella mismo se creo, es dar un paso al costado a su mal calculada candidatura y continuar con su mandato constitucional de entregar la silla presidencial a quien salga ganador el venidero 18 de octubre.

Pero como fuere, la población esta sumida en este momento en la pandemia y no en líos político-partidarios o fechas de elecciones, pues la mayor inquietud de la gente es cuidar su salud, es no enfermarse, es que sus enfermos se puedan curar, es la pena de no ver/compartir con sus familiares durante más de cinco meses.

En fin, en la actualidad la preocupación de las mayorías es el coronavirus, por la crisis sanitaria y económica en que esta sumida y no en los  cálculos políticos de unos y otros.

LO MÁS VISTO