EDITORIAL TARIJA SUPERÓ LOS 10.000 CASOS DE CORONAVIRUS
lunes, 14 septiembre 2020 - 06:00 AM - La Voz de Tarija


El virus del COVID-19 lamentablemente, ha ganado un protagonismo sin precedentes, en nuestro diario vivir y es que la situación no es menor, a cinco meses de confirmarse -30 de marzo- el primer caso en nuestra Tarija, ayer domingo sumamos los 10.087 positivos.

¿Cómo llegamos a este punto?, ¿Era posible recorrer otro camino? Es difícil anticipar una respuesta, siempre es fácil ser general después de la batalla, pero lo que es innegable es que machaconamente diversos actores, más que todo del área de salud, demandaron medidas sanitarias más radicales.

Por su parte el gobierno central, puso primeramente la política y seguidamente la economía por delante de la salud, negándose a ampliar sustantivamente las cuarentenas y dando señales de “normalidad” cuando lo que se necesitaba era que toda la población mantuviera la cautela. Se permitió la flexibilización de las cuarentenas, se puso en marcha el postconfinamiento, en fin, se sometió al capricho de las presiones sociales, dejando su rol de gobernar para dar un gusto electoral que le reditúe votos.

Es así que la “papa caliente” se la paso a los gobiernos departamentales y a los municipios, por ende ya no fue posible contener esas determinaciones emanadas a nivel nacional y hoy podemos ver las consecuencias de esas decisiones.

En la lucha contra el coronavirus, para Tarija en este mes se venía lo más duro, según autoridades de epidemiología del Sedes que han señalado que hasta mediados de septiembre se prevé seguir recibiendo más de 100 casos por día para que a fin de mes empiece una desescalada al igual que en otros departamentos en el país.

El riesgo sigue siendo el mismo de hace unos meses: que la velocidad de los contagios aumente a tal punto que nuestra capacidad hospitalaria colapse, causando un efecto dominó que termine en catástrofe. Si tenemos al personal de salud saturado, no solo sufrirán los peores casos del coronavirus, sino todas las otras personas que tengan serios problemas médicos y necesiten atención. Esa es la realidad a la que nos estamos enfrentando.

A esto se le suma una población cansada por un tiempo que ha sido desgastante y frustrante. Todo esto, mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que, en palabras de su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus, “lo peor está por venir; la pandemia está lejos de terminar”.

Ante lo expuesto, que quizá es repetitivo, en este momento, lo prioritario es frenar el ritmo de expansión/contagio del virus. La gobernación y los municipios tienen su rol (la atención rápida y eficaz en los centros de salud y hospitales) y nosotros como ciudadanos debemos asumir el nuestro.

 

por: Julio Vaca Guzmán del Carpio / fundador de lavozdetarija.bo

LO MÁS VISTO