David Somoza Mosquera LA ERA 3.0: UNA NUEVA FORMA DE EJERCER EL LIDERAZGO
viernes, 6 noviembre 2020 - 06:07 AM - La Voz de Tarija


A lo largo de los años el liderazgo ha ido evolucionando y es lógico que así sea, debe adaptarse a los tiempos que corren y responder a los nuevos requerimientos empresariales. En esta época, no hay dudas, los líderes deben tener cualidades que les permitan moverse en un contexto signado por la inmediatez de la información, la presencia de múltiples canales de comunicación y procesos cada vez más ágiles.

Antes, la practica más habitual era el liderazgo vertical, pero esto ha cambiado y ahora nos encontramos también con el liderazgo 3.0, como respuesta a este mundo cada vez más automatizado. De hecho, uno de los rasgos característicos de este líder es que utiliza la tecnología a su favor para alcanzar los resultados deseados. Entre sus destrezas está, precisamente, conocer detalladamente las herramientas digitales para aprovecharlas en la gestión diaria y optimizar las labores.

Esto implica un reto para las compañías interesadas en implementar este liderazgo, dado que significa un cambio de paradigma en el manejo de los equipos de trabajo y, por ende, de la conducción del negocio. Es decir, transforma la empresa desde adentro hacia afuera y promueve la “autoconciencia”, con la intención de que el personal se reconecte con los valores de la empresa.

Es un modelo que se centra en la innovación y la “gestión con responsabilidad grupal”, para lo cual se enfoca en fortalecer la relación con las personas y en crear vínculos con ellos. Sin embargo, las compañías dispuestas a pasar de un liderazgo conservador y jerarquizado a uno más flexible, donde predomina la invención y las relaciones humanas, deben estar conscientes de que representa un cambio significativo, ya que impacta directamente en la estructura organizacional y en la cultura de la empresa.

En este tipo de liderazgo la figura tradicional del jefe que da órdenes se esfuma y en su lugar aparece el líder 3.0, para quien la inteligencia emocional es clave, pues tiene claro que para liderar debe conocer a las personas que tiene a su cargo y relacionarse con ellas en términos de empatía y diálogo.

Para él es importante el nivel de bienestar del personal y contar con un buen clima laboral, factores que contribuyen a facilitar un mayor compromiso de los empleados en el cumplimiento de sus responsabilidades y metas. En resumidas cuentas, es un líder que agiliza el trabajo, establece objetivos acordes con la capacidad de cada uno de los miembros del equipo, los empodera para tomar decisiones por sí mismos y crea oportunidades para todos.

Pero, además, el líder 3.0, al igual que en cualquier otro tipo de liderazgo empresarial, requiere entender las dinámicas del mercado y de los negocios para saber cuándo tomar decisiones y en qué sentido hacerlo.Todo con el propósito de obtener mejores resultados, que es lo que persiguen las compañías.

Así que ante los constantes cambios que se suscitan los líderes deben estar actualizados y esto incluye dirección, gestión y administración. Lo que ayer estaba vigente probablemente mañana no lo esté y eso lo vemos con el liderazgo 3.0, que surgió, como señalamos antes, en respuesta a un mundo globalizado y cada vez más dinámico.

Sin embargo, al final, corresponde cada empresa definir el liderazgo que se desee asumir y el 3.0 es una de esas opciones.

 

por: David Somoza Mosquera 

LO MÁS VISTO