EDITORIAL

DEBEN ENTENDER LA FUNCIÓN DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

DEBEN ENTENDER LA FUNCIÓN DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
lunes, 23 noviembre 2020 - 00:07 AM - La Voz de Tarija


En la actualidad, a nivel mundial, la prensa, la radio, la televisión y los medios digitales influyen mucho más que cualquier estructura o corriente política en el comportamiento de la gente. Algo digno de una investigación profunda es la polarización contemporánea entre los medios de comunicación y las estructuras tradicionales de poder. La contradicción de este tiempo ya no es tanto de clases ni de partidos políticos, sino de periodistas versus gobernantes.

Suponer que lo que no aparece en los medios de comunicación no existe, sería una exageración pero, tiene mucho de verdad. Tanto en los países ricos como en los pobres y dependientes, hay radios, canales de televisión o periódicos impresos o digitales que tienen tanto o más poder que ciertas estructuras gubernamentales en el marco del orden estatal establecido. La importancia de estas entidades de intermediación, deriva de la influencia que tienen en el comportamiento de la población y de la tecnología tan avanzada que poseen.

Es por eso de que los excesos en contra de los periodistas, siempre concluyen con consecuencias, especialmente cuando éstos provienen de quienes tienen poder, el mismo que lo emplean en daño de los demás, en este caso de los ciudadanos que, de una u otra manera, luchan en esta vida para ganar su alimento diario y el de sus familias.

En este contexto, los periodistas que tienen que cumplir con su trabajo de recabar información y transmitirla a la ciudadanía, son los que pagan los platos rotos muchas veces.

De ese modo, en la actualidad, los medios de comunicación se han convertido en entidades fiscalizadoras del poder establecido, por su capacidad para develar todo lo que sucede al interior del accionar públicos. A través de ese accionar las personas conocen que el Estado no había sido sino el conjunto de personas que toman el poder y actúan de acuerdo con sus ideas e intereses exclusivos y excluyentes. Así las estructuras tradicionales se debilitan y en ese vacío surge el conocimiento como la fuente contemporánea del poder.

Esto es lo que tienen que entender los gobernantes en todos sus niveles, lo que hacen los medios de comunicación no es una actitud deliberadamente opuesta a los regímenes de turno. El papel de contrapeso y equilibrio que juegan estas novísimas instituciones, es consecuencia de acontecimientos más profundos que se dan en la historia de la humanidad. El poder fundado sólo en la fuerza o en las luchas políticas simplificadas se está transformando dando lugar a otras formas de organización social.

La estrategia de atacar o acallar a los medios de comunicación, no es sólo de ahora, pues el poder quiere controlarlo todo y lo trata de hacer utilizando ciertos instrumentos aparentemente legales al servicio de esa tendencia totalitaria. Pero no hay duda de que es imposible acallar las voces indagadoras de los medios de comunicación. Lo que se tiene que hacer es aceptar que no hay democracia sin libertad de prensa. No sólo eso, no hay sociedad, es decir, ser humano pleno sin libertad de pensar y por ende de expresar.

 

por: Julio Vaca Guzmán del Carpio / fundador de lavozdetarija.bo

LO MÁS VISTO