DAVID SOMOZA MOSQUERA AMBIENTE CORPORATIVO: MÁS QUE PLANTAS Y PAREDES BIEN PINTADAS
viernes, 5 marzo 2021 - 00:48 AM - La Voz de Tarija


El ambiente es una parte importante para la buena marcha de las empresas. Sin embargo, esto dependerá de las políticas que implementen las compañías, pues estas pueden impactar positiva o negativamente en el entorno corporativo donde se desenvuelve el personal.

El objetivo siempre deber ser lograr que el ambiente sea optimo y adecuado, pues su efecto será favorable desde todo punto de vista: redundará en mejores resultados y mayor productividad y rentabilidad.

Si bien debido a la pandemia por el covid-19 se ha potenciado el teletrabajo, hay empleados que debido a sus funciones deben a acudir a las oficinas o instalaciones. En estos casos no es solo fundamental garantizar su seguridad, sino también ofrecer un ambiente corporativo acogedor, positivo y agradable. El resultado: un personal satisfecho que dará todo de sí para que el trabajo salga lo mejor posible.

Existen mecanismos para alcanzar ese buen ambiente de acuerdo con la encuesta «Los secretos de las empresas y colaboradores felices», realizada por la consultora global de Recursos Humanos Robert Half International en alianza con Happiness Work.

El estudio evaluó la experiencia de 23.000 profesionales de diferentes empresas en ocho países sobre la importancia de establecer buenas relaciones en el entorno corporativo. Entre los hallazgos está que una práctica muy valorada es la creación de canales de diálogo, haciéndole saber a los empleados que la empresa se preocupa por ellos.

Se trata de saber qué piensa la gente y cuáles son sus planteamientos y las posibilidades de modificar lo que sea necesario en aras de un buen clima laboral.

Otro mecanismo clave para lograr un ambiente corporativo óptimo es el apoyo al desarrollo profesional para que los trabajadores no se sientan subvalorados o subutilizados dentro del equipo y la empresa.

Es fundamental tener en cuenta que los empleados pasan horas cada día dentro de la compañía, lo cual hace necesario que el ambiente de trabajo sea también acogedor. Aunque podría parecer trivial, no está demás que se dispongan de plantas en los espacios, que las paredes estén pintadas con los colores, que exista una buena iluminación y el mobiliario sea el apropiado.

Pero no es solo el espacio físico el que se debe atender, es indispensable también reconocer el esfuerzo, como mencioné antes, con el cual el empleado alcanza o supera una meta establecida. Esto es también una buena señal de que se está en la dirección correcta.

Sin embargo, el trabajador también debe aportar su grano de arena mediante un buen desempeño para la consecución de los objetivos trazados y una actitud de compañerismo y colaboración.

El ambiente corporativo es una fuente de inspiración para todas las personas de una compañía. Refuerza simultáneamente los valores más profundos y la visión de las empresas. Y final hasta el más mínimo detalle suma, sobre todo en esto tiempos en los que la simbiosis empleador-empleado es crucial para poder salir lo mejor parado de esta crisis.

 

por: David Somoza Mosquera