Perú

Pedro Castillo decidió no vivir en el Palacio de Gobierno para “romper con los símbolos coloniales”

Pedro Castillo decidió no vivir en el Palacio de Gobierno para “romper con los símbolos coloniales”
“Cederemos este palacio al nuevo Ministerio de las Culturas para que sea usado como un museo que muestre nuestra historia”, anunció el flamante mandatario en su primer discurso al país. Aún no confirmó dónde planea convivir con su esposa y sus hijos
miércoles, 28 julio 2021 - 19:59 PM - Agencias


El nuevo presidente de Perú, Pedro Castillo, renunció este miércoles a vivir en el Palacio de Gobierno de Lima, el que han habitado los mandatarios desde Francisco Pizarro en 1535, una decisión con la que busca dejar atrás vestigios coloniales, cuando el país celebra el bicentenario de su independencia.

En su primer discurso al país tras jurar al cargo en el Congreso, el socialista Castillo dijo que con ello busca “romper con los símbolos coloniales para acabar con las ataduras de dominación que se han mantenido vigentes por tantos años”.

“Cederemos este palacio al nuevo Ministerio de las Culturas para que sea usado como un museo que muestre nuestra historia, desde sus orígenes hasta la actualidad”, dijo Castillo, un hijo de campesinos y profesor de primaria de escuela rural.

Castillo, de 51 años, hizo este anuncio casi al final de un mensaje a la nación en el que prometió que impulsará una nueva Constitución, aunque insistió que no busca “estatizar” la economía del segundo mayor productor mundial de cobre.

El Palacio de Gobierno de Lima, a un costado de la Plaza de Armas en el centro de Lima, fue residencia de virreyes de Perú bajo el dominio español. Posteriormente, albergó a los libertadores José de San Martín Simón Bolívar hace 200 años.

La ceremonia de fundación del Palacio de Gobierno de Lima se realizó el día 18 de enero de 1535, teniendo como primer inquilino al conquistador español Francisco Pizarro, quien sometió al líder indígena Atahualpa en Cajamarca, la tierra natal del ahora presidente Castillo.

Un terremoto de 1586 lo dejó inhabitable y recién pudo ser reconstruido por el virrey García Hurtado de Mendoza, elevándolo a la categoría de Palacio, según parte de la historia publicada en la página web de la Presidencia de Perú. Otros terremotos en 1687 y 1746 dieron origen a nuevas remodelaciones.

Castillo deberá ahora planear dónde vivir con su esposa Lilia Paredes y sus dos menores hijos. También ha criado desde niña a la hermana de su esposa, a la que considera otra hija.

El presidente saliente Francisco Sagasti contó en un reciente encuentro con la prensa extranjera que conversó la semana pasada con Castillo y bromearon sobre lo diferente que era la vida de presidente en el Palacio de Gobierno.

A lo que Castillo comentó -según Sagasti-: “Yo estoy acostumbrado de estar en mi casa, tener mis animalitos. ¿Dónde pondría mis animalitos acá en Palacio de Gobierno”. /Reuters