Donald Trump renovara el Air Force One y le cambiará el color


Los bocetos del nuevo avión

Donald Trump renovara el Air Force One y le cambiará el color

Donald Trump renovara el Air Force One y le cambiará el color
Trump señalando imágenes que aseguró que él mismo diseñó
sábado, 15 junio 2019 - 06:00 AM - Agencias


El presidente Donald Trump, a menos de un año después de anunciar un cambio de imagen por 3.900 millones de dólares para el avión más famoso de Estados Unidos, compartió imágenes nunca antes vistas del posible rediseño de Air Force One.

Lo hizo durante una entrevista exclusiva con ABC News, donde mostró adelanto de los diseños interiores del avión presidencial. «George, échale un vistazo a esto», se jactó Trump ante el presentador principal de ABC News, George Stephanopoulos, mientras mostraba modelos de su visión para la próxima generación del avión presidencial. «Aquí está tu nuevo Air Force One», indicó.

Bocetos presentados por Donald Trump

El mandatario mostró imágenes inéditas del rediseño de la aeronave presidencial norteamericana

En julio del año pasado, Trump había anunciado su intención de renovar el diseño de la flota presidencial, a la que consideraba envejecida. Durante una entrevista exclusiva con ABC News, Trump mostró su proyecto para cambiar el icónico trabajo de pintura azul cielo y blanco por un rojo patriótico, blanco y azul.

«Tenemos diferentes opciones, aquí», dijo Trump, señalando imágenes que aseguró que él mismo diseñó. «Todos estos son ligeramente diferentes», amplió.

Se conoce como «Air Force One» a cualquier aeronave que lleva al presidente de los Estados Unidos y, más comúnmente se refiere a un par de aviones de la serie Boeing 747-200B en los que el mandatario realiza largas travesías.

La flota actual viene con varias modificaciones, entre ellas una suite presidencial, un quirófano médico y una cocina que «puede alimentar a 100 personas a la vez», según fuentes de la Casa Blanca.

«¿Sigue siendo el marco de un 747?», pregunto Stephanopoulos. «Es un 747, pero ya sabes, es un avión mucho más grande», respondió Trump. «Es de una envergadura mucho más grande», acotó.

A pesar de su disposición a compartir los bocetos preliminares, el presidente aún mantiene algunos detalles bajo llave. «Hay un par de secretos», aseguró sonriente Trump. «¿Sabes qué?, hay un par de secretos de los que no creo que debamos estar hablando», deslizó.

Antes de asumir el cargo, Trump había criticado los altos costos «fuera de control» en el contrato inicial del gobierno con Boeing para modernizar la flota. La Casa Blanca informó el año pasado que su nuevo contrato alcanzó los 1.300 millones de dólares por debajo de la propuesta inicial.

«De hecho, agregamos cosas», le aseguró Trump a Stephanopoulos. «Y obtuve muy buen precio». Sin embargo, la nueva visión patriótica del presidente para el avión ejecutivo puede enfrentarse con algunos impedimentos por parte del Capitolio.

Legisladores del Comité de Servicios de la Armada de la Cámara de Representantes votaron en las últimas horas para restringir los gastos en los planes de renovación. /Ansa

LO MÁS VISTO

Estados Unidos

"Doomsday Plane": la impresionante fortaleza aérea del Pentágono en caso de ataque nuclear

El "avión del día del juicio final" es capaz de volar por días con los altos funcionarios a bordo y mantener al Gobierno activo
viernes, 31 mayo 2019 - 12:21 PM - Agencias


El gobierno de los Estados Unidos tiene contemplado un plan para «el día del juicio final», o eso es lo que parece al conocer las características del «Doomsday Plane», las fortalezas aéreas del Pentágono contra ataques nucleares.

La tripulación del súper avión reveló algunos de los secretos del aeroplano hermano del famoso Air Force One, en el que se transporta el presidente.

Este Boeing 747 modificado es uno de los cuatro diseñados para poner en el aire a miembros de alto rango del gobierno en caso de un ataque nuclear.

En nombre técnico del «Doomsday Plane» es Centro Nacional de Operaciones Aerotransportadas.

El equipo habló sobre algunas de sus capacidades cuando el Secretario de Defensa en funciones Patrick Shanahan abordó el E-4B en la Base Conjunta Andrews en Maryland durante un viaje de una semana a Asia. «Este avión no tiene pantallas táctiles digitales en la cabina o en otra parte«, dijo un miembro de la tripulación.

«Las condiciones en las que este avión está destinado a volar requieren un sistema análogo, ya que la tecnología digital se fríe durante una guerra nuclear». Esto los hace inmunes a cualquier gran pulso electromagnético generado por un desastre nuclear.

Aun así, describieron al avión «como un Pentágono de respaldo. Siempre hay un avión en alerta y listo para funcionar: 24 horas, siete días a la semana», mencionó un miembro de la tripulación a CNBC.

«Piénselo así, el avión es básicamente un centro de comando volador», dijo un portavoz del Pentágono a bordo del avión. Son los E-4B Doomsday quienes siguen al presidente de los EEUU durante sus viajes, ya sean nacionales o internacionales.

Esta aeronave ha estado en funcionamiento desde 1980 y se calcula que su vida útil puede alcanzar hasta el 2039. Entre otras funciones que tienen es la capacidad de comunicarse con cualquier persona, en cualquier parte del mundo.

También pueden reabastecerse de combustible en el aire y ha permanecido en vuelo durante 35.4 horas en una sola etapa. Sin embargo, las aeronaves fueron diseñadas para operar en vuelo durante una semana completa sin necesidad de aterrizar.

Los E-4B son operados por el Primer Escuadrón de Mando y Control Aéreo del 595º Grupo de Mando y Control, están coordinados por el Mando Estratégico de los Estados Unidos y se posicionan cerca de Omaha, Nebraska, en la Base de la Fuerza Aérea Offutt.

Cuando el presidente está en los EEUU, se mantiene un avión de Doomsday con el motor en funcionamiento en todo momento y listo en la base de Offutt las 24 horas del día.

Si el presidente se va al extranjero, los E-4B lo siguen y son conocidos por las tripulaciones como «Air Force One When Counts», mencionaron. En caso de una emergencia, una de las cuatro naves puede reunirse con «Air Force One» casi de inmediato.

Un Doomsday Plane es capaz de operar con la tripulación más grande de todos los aviones en la historia de la Fuerza Aérea de los EEUU, Con 112 personas, tanto de vuelo como personal de la misión. Todos los aviones tienen tres cubiertas.

Los aviones están equipados con una antena de cable que puede mantener al presidente en comunicación, con la flota de submarinos nucleares e incluso si las comunicaciones por tierra hubieran sido destruidas.

La flota E-4 fue operada por primera vez en la década de 1970 durante la Guerra Fría.

Hasta el final de la guerra, una de las salas de guerra voladoras se mantenía constantemente alerta en la Base de la Fuerza Aérea de Andrew, lista para despegar con el presidente a bordo en solo 15 minutos.

Se creía que estos aviones eran la mejor manera de mantener a salvo al presidente en el caso de un ataque nuclear.

En 2006, se habló de que la flota E-4B se retiraría en 2009 bajo el entonces Secretario de Defensa Donald Rumsfeld, en cambio, solo una de la flota se retiró en febrero de 2007.


Presentó el avión 787-10 del fabricante Boeing

Trump: "Nuestra meta como nación debe ser confiar menos en las importaciones y más en los productos hechos aquí"

Trump:
viernes, 17 febrero 2017 - 20:16 PM - Agencias


Donald Trump participó en la presentación del avión 787-10 del fabricante Boeing en su planta de North Charleston. «Este avión se hizo aquí, en Carolina del Sur», destacó el mandatario.

El republicano comenzó su intervención con una broma: «Antes cobraba mucho dinero por estas presentaciones, ahora las tengo que hacer gratis».

En su intervención, formuló un nuevo llamado a priorizar la producción local y acusó de «tramposas» a las empresas que instalan montadoras en otros países.

«Este es nuestro mantra: compren productos estadounidenses y contraten estadounidenses. Queremos productos estadounidenses hechos por manos estadounidenses», lanzó Trump desde un estrado instalado delante de un avión del nuevo modelo, el 787 Dreamliner.

El mandatario señaló que desde su gobierno va a «forzar la aplicación de reglas» estadounidenses y detener la «trampa» que, afirma, cometen otros países.

«Es una trampa enorme. Una trampa enorme», apuntó. E Insistió: «No vamos a dejar que eso siga. Créanme, habrá multas sustanciales cuando (las empresas) despidan a su personal y se muden a otro país».

Al mismo tiempo, Trump prometió reducir «enormemente las regulaciones que aplastan los empleos».

La visita de Trump al gigante aeronáutico fue un claro gesto después de que a inicios de diciembre, un mes antes de su investidura, amenazara con cancelar el multimillonario contrato que la Casa Blanca mantenía con Boeing por el nuevo modelo del avión presidencial Air Force One.

«El programa por el nuevo Air Force One costará más de 4.000 millones de dólares y pienso que eso es ridículo. Pienso que Boeing está forzando un poco los números», había señalado el entonces presidente electo en la red social Twitter.

El mensaje provocó un verdadero terremoto y pocos días después la empresa anunció que había acordado una reducción del precio estimado para el nuevo modelo. (Con información Infobae)