Consejos e información que has de saber antes de comprar un calefón para este invierno


Tarija

Consejos e información que has de saber antes de comprar un calefón para este invierno

Consejos e información que has de saber antes de comprar un calefón para este invierno
viernes, 9 junio 2017 - 18:30 PM - Gabriela Flores


Ya se siente el frío y las personas en Tarija empiezan a buscar alternativas para mantener su hogar con la temperatura adecuada, una de las más utilizadas es el calefón eléctrico o a gas, en el mercado hay una gran variedad de estos aparatos que aplican a todos los bolsillos.

Los diferentes negocios de la ciudad venden entre 6 a 8 aparatos al día que varían entre tamaños, modelos y precios. Algunos de estos aparatos cuesta entre 130 hasta 2.000 bolivianos, incluso ahora por la facilidad de las redes sociales se puede ganar una estufa a precios regalados en las subastas online o en ofertas de tiendas de electrodomésticos.

Una de los más grandes cuestionamientos es cuanto de luz consumen las calefacciones eléctricas, ya que son bastante eficaces al momento de ambientar una habitación pero al momento de pagar la factura de Servicios Electricos Tarija (Setar) ya que Tarija es la ciudad con tarifas más altas de electricidad, causa espanto a algunas familias.

La tarifa promedio que cobra Setar, de todas las categorías es de 0,90 centavos de boliviano, a diferencia de Santa Cruz donde se cobra 0,75 centavos de boliviano, Cochabamba donde se cobra 0,80 centavos de boliviano y en La Paz donde se cobra 0,78 centavos de boliviano.

La formula para poder determinar el consumo del aparato es fácil, ya que varia con respecto al tipo de aparato, Consumo= potencia x horas de uso diario x mes todo esto sobre 1000.

Por ejemplo, un foco de 60 watts que está prendido 4 horas al día consume al mes, 7,2 Kwh (kilowatts hora).

En este sentido, muchas personas prefieren las calefacciones a gas porque son mucho más baratas,  ya que funcionan a Gas Licuado de Petróleo (GLP) en garrafas, pero al momento de comprarlas estas son las más costosas y generalmente son destinados para restaurantes o ambientes amplios.

En lo que refiere a la potencia existen desde las pequeñas de 800 watts hasta las más potentes de hasta 2000 watts, depende mucho el uso que se le quiera dar.

Alison Patiño comerciante de la zona central de Tarija ha indicado que todos los aparatos vienen con un año de garantía y dependiendo la marca vienen con temporizadores o termoestatos, que significa que se puede modificar la hora en que deberá apagarse automáticamente, siendo muy útil al momento de dormir.

También ha hecho mención que las estufas eléctricas pequeñas son las más adquiridas por padres al momento de intentar calentar las habitaciones de sus hijos.

Es necesario recordar que hay que tener especial cuidado con las estufas que funcionan a gas, ya que de no ser de buena calidad estas despiden monóxido de carbono que es altamente tóxico para la salud, son varios los profesionales en salud que recomiendan adquirir calefacciones eléctricos a pesar de ser un poco más caras.

Se conoce por noticias en los medios de comunicación de la utilización de cocinas u hornillas como formas de calefacción improvisada, que en pasadas gestiones la mala manipulación y la falta de ventilación han provocado varias muertes.

¿La calefacción es o no dañina para la salud?

En primer lugar digamos que es fundamental disponer de un termómetro para conocer las condiciones ambientales en las que nos encontramos. Lo ideal es que la temperatura no suba de 21º – 23º y que la humedad ambiente se sitúe entre el 50 y el 70%. Para conseguir esto, es importante que dispongamos de un termostato que regule en todo momento la temperatura y por lo tanto, gestione el funcionamiento del sistema de calefacción.

Cuanto mayor sea la temperatura más se resecará el ambiente, dependiendo este factor también del sistema de calefacción utilizado.

La sequedad del ambiente nos provoca sequedad de la piel y las mucosas y es sobre todo esto último lo que puede generar molestias y problemas. La sequedad de la mucosa respiratoria a nivel de nariz, laringe, y tráquea, hace que las células defensivas no produzcan el moco adecuado y no eliminen a las bacterias que intentan colonizarlas, con lo que son más proclives a la infección (resfriados, gripe etc). La sequedad ocular puede dar lugar a conjuntivitis. La sequedad de piel, a un aumento de la descamación y picor, que puede precisar de tratamientos cosméticos e incluso dermatológicos.

El incremento de temperatura por encima de determinados niveles, que podríamos establecer en los 25-26 grados, además de producir sensación de calor, que puede hacerse desagradable, reseca más el ambiente y al aumentar el contraste de temperatura entre interior y exterior, puede disminuir la capacidad de respuesta defensiva del organismo. Los pacientes con enfermedades de las vías respiratorias, como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, son más susceptibles a estos problemas.

LO MÁS VISTO