Ramos: El Real Madrid no pensará en el pasado en su «cita con la historia» ante Juventus


Champions League

Ramos: El Real Madrid no pensará en el pasado en su "cita con la historia" ante Juventus

Ramos: El Real Madrid no pensará en el pasado en su
viernes, 2 junio 2017 - 22:04 PM - Agencias


El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, dijo que su equipo dejará de lado el pasado ilustre cuando dispute el sábado la final de la Liga de Campeones ante Juventus y se mentalizará como si nunca hubiera conquistado el título continental. 

El Madrid ganó las primeras cinco ediciones de la Copa Europea entre 1956 y 1960 y ahora jugará su decimoquinta final para sumar la corona número 12. Además, buscará ser el primer equipo en ganar la competencia de manera consecutiva desde que el formato cambió al de la actual Liga de Campeones.

Por su parte, la Juventus jugará su novena final, en la que buscará su tercer título tras los obtenidos en 1985 y 1996.

Ramos sostuvo el viernes que su equipo saldrá con todo al campo de juego en Cardiff. «Tenemos una cita con la historia, pero hay que olvidarse del palmarés de cada uno. Tenemos que pensar como si fuera el primer título que podemos ganar. Estamos muy motivados y queremos ganar la segunda seguida», dijo el defensor en rueda de prensa.

Ramos sabe lo que es la gloria en este torneo, ya que en 2014 marcó a los 93 minutos el gol del empate 1-1 en la final ante Atlético de Madrid, en la que finalmente el equipo blanco se impuso 4-1 para poner fin a 12 años sin conquistar el título continental. El Madrid volvió a vencer a su clásico rival en la definición de 2016.

«Después de tantos años sin ganar la Champions, nunca se sabe cuándo llega el cambio de ciclo. Ahora estamos orgullosos y disfrutando del momento. Nadie se imaginaba que estaríamos así, lo que estamos haciendo es una barbaridad», agregó. (Reuters)

LO MÁS VISTO

Champions League

El Real Madrid sobrevive en el Calderón y jugará otra final de 'Champions

El Real Madrid sobrevive en el Calderón y jugará otra final de 'Champions
miércoles, 10 mayo 2017 - 18:15 PM - Agencias


El Real Madrid logró su pase para la final de la Liga de Campeones este miércoles pese a perder 2-1 en el campo del Atlético de Madrid en la vuelta de la semifinales del torneo continental, haciendo bueno el triunfo 3-0 de la ida.

Saúl abrió el marcador con un cabezazo al saque de un córner (12), antes de que Antoine Griezmann hiciera el 2-0 al transformar un penal (16), pero entonces Francisco Alarcón ‘Isco’ recortó distancias al aprovechar un rechace del portero rojiblanco Jan Oblak (43).

Vigente campeón de la competición, el Real Madrid se metió en su segunda final consecutiva de ‘Champions’, la tercera en cuatro años, tras un partido bronco y lleno de faltas, que en sus prolegómenos ya se saldó con una veintena de heridos en enfrentamientos entre las dos aficiones.

En el último partido europeo del Vicente Calderón, el Atlético salió a morder, sabedor de la necesidad de hacer goles pronto para intentar la gesta de remontar el 3-0 en contra cosechado en la ida haciéndose dueño del campo en los primeros veinte minutos.

Aupado por un público que no paró de animar durante todo el partido, Koke avisó en el 6 al rematar cerca del palo izquierdo de Keylor Navas, que sacó el balón a córner.

El Atlético presionaba a los blancos, obligándoles a cometer muchas imprecisiones y perder rápidamente en el balón.

En el minuto 12, en un saque de córner, Saúl se elevó para meter un cabezazo que se coló en las mallas blancas dando alas a los locales.

– Griezmann alimenta el sueño –

Apenas cuatro minutos después, Raphael Varane derribaba a Fernando Torres en el área y el árbitro no dudó en señalar un penal que transformó Griezmann para poner el 2-0 y dar un nuevo aliento al sueño europeo de los ‘colchoneros’.

Los blancos no tenían forma de responder a la presión local, acosando hasta con tres hombres al director de orquesta blanco Luka Modric.

Pero, con el 2-0 en el marcador, el Atlético dio un paso atrás y dio aire a su contrincante, que empezó a acercarse un poco más, aunque sin llegar a crear peligro hasta que apareció Benzema, en una jugada para el recuerdo.

El francés se fue hasta la línea de fondo y dribló a tres defensas con una espectacular maniobra. Pasó a Toni Kroos que soltó un disparo despejado Oblak, pero en boca de gol estaba Isco esperando para recoger el rechace y hacer el gol blanco (43).

El gol visitante cayó como un jarro de agua fría en el Atlético, que de golpe se veía obligado a marcar otra vez tres goles para dar la vuelta a la eliminatoria.

– Impotencia rojiblanca –

En la segunda parte, el Atlético empezó a acusar el gran esfuerzo hecho en la primera parte, bajando mucho de velocidad en sus ataques.

Los blancos, más tranquilos con el gol de Isco, empezaron a desarrollar su juego, a mover la pelota y tratar de conservarla buscando los huecos en el muro ‘colchonero’.

Los locales mientras empezaron a buscar los goles en contraataques, aprovechando la entrada de hombres de refrescos.

Un error de Danilo lo aprovecha Yannick Carrasco para irse, recortar y disparar un tiro que despejó Keylor Navas, que repitió parada en el inmediato cabezazo de vuelta de Gameiro (67).

En los últimos diez minutos, sin nada ya que perder, los rojiblancos se volcaron sobre la portería blanca, encerrando a los hombres de Zidane que aguantaron los embates rojiblancos para lograr su pase a la final.

El Real Madrid luchará así por su duodécima Copa de Europa el próximo 3 de junio en Cardiff contra la Juventus.liento al sueño europeo de los ‘colchoneros’.
Los blancos no tenían forma de responder a la presión local, acosando hasta con tres hombres al director de orquesta blanco Luka Modric.

Pero, con el 2-0 en el marcador, el Atlético dio un paso atrás y dio aire a su contrincante, que empezó a acercarse un poco más, aunque sin llegar a crear peligro hasta que apareció Benzema, en una jugada para el recuerdo.

El francés se fue hasta la línea de fondo y dribló a tres defensas con una espectacular maniobra. Pasó a Toni Kroos que soltó un disparo despejado Oblak, pero en boca de gol estaba Isco esperando para recoger el rechace y hacer el gol blanco (43).

El gol visitante cayó como un jarro de agua fría en el Atlético, que de golpe se veía obligado a marcar otra vez tres goles para dar la vuelta a la eliminatoria.

– Impotencia rojiblanca –

En la segunda parte, el Atlético empezó a acusar el gran esfuerzo hecho en la primera parte, bajando mucho de velocidad en sus ataques.

Los blancos, más tranquilos con el gol de Isco, empezaron a desarrollar su juego, a mover la pelota y tratar de conservarla buscando los huecos en el muro ‘colchonero’.

Los locales mientras empezaron a buscar los goles en contraataques, aprovechando la entrada de hombres de refrescos.

Un error de Danilo lo aprovecha Yannick Carrasco para irse, recortar y disparar un tiro que despejó Keylor Navas, que repitió parada en el inmediato cabezazo de vuelta de Gameiro (67).

En los últimos diez minutos, sin nada ya que perder, los rojiblancos se volcaron sobre la portería blanca, encerrando a los hombres de Zidane que aguantaron los embates rojiblancos para lograr su pase a la final.

El Real Madrid luchará así por su duodécima Copa de Europa el próximo 3 de junio en Cardiff contra la Juventus.


Champions

Un Dani Alves en estado de gracia termina con el sueño del Mónaco

Un Dani Alves en estado de gracia termina con el sueño del Mónaco
martes, 9 mayo 2017 - 22:00 PM - Agencias


La Juventus se clasificó para la final de la Liga de Campeones este martes al ganar 2-1 en su estadio al Mónaco, que ya había perdido 2-0 en la ida, con una gran actuación del brasileño Dani Alves, autor de un gol y de un pase decisivo.

El equipo italiano se enfrentará el 3 de junio en Cardiff al vencedor de la segunda semifinal, entre el Real Madrid y el Atlético, que concluye el miércoles. En la ida los blancos, actuales campeones, ganaron 3-0 a sus vecinos.

En el Juventus Stadium, con un ambiente de fiesta, el gigante del fútbol italiano sometió a la sensación del campeonato francés.

«Desde mañana nos concentraremos en los 20 días que nos quedan para la final. Las tres competiciones (además Copa y Campeonato) son importantes y todavía no hemos ganado nada. Iremos paso a paso hasta el objetivo», dijo el técnico de la Juventus Massimiliano Allegri.

«Hicimos una gran Liga de Campeones, estamos contentos y orgullosos. Para muchos jugadores fue una primera experiencia a este nivel y es una experiencia para la vida», resumió el técnico del Mónaco Leonardo Jardim.

– Implicado en los cuatro goles –

Abrió el marcador en el minuto 33 el croata Mario Mandzukic, al aprovechar el rechace de su propio remate del arquero del Mónaco, su compatriota Danijel Subasic, tras un pase desde la derecha de Dani Alves.

Luego llegó el momento de gloria del brasileño, cuando enganchó una espectacular volea al borde del área (44), tras un despeje de puños de Subasic, que sentenció la contienda.

El antiguo lateral derecho del Barcelona finaliza la eliminatoria con implicación directa en los cuatro tantos de su equipo. En la ida asistió en dos ocasiones al argentino Gonzalo Higuaín y en la vuelta se coronó con otro pase y un gol.

Finalmente el prodigio de 18 años Kylian Mbappé (69) metió el gol de la honra para los visitantes. Fue su sexto gol en esta Champions y se convirtió en el realizador más joven en una semifinal.

La Juventus se impuso por 12ª vez en 12 confrontaciones a un club francés. La generación liderada por el arquero Gigi Buffon tendrá otra oportunidad de lograr la Copa de Europa, tras perder en la final de 2015 ante el Barcelona, y llevar la tercera ‘Orejuda’ a las vitrinas del club de Turín.

– Al ritmo de Dybala –

Esta eliminación no mancha la excepcional temporada del Mónaco, que llegó a semifinales empezando la Champions en la fase previa y que debería proclamarse campeón de Francia en los próximos días.

El equipo del Principado salió dispuesto a dar la gran sorpresa y se lanzó al ataque, pero la defensa de la Juventus demostró su poderío, con algunas acciones brillantes, como un despeje de Giorgio Chiellini ante el colombiano Radamel Falcao (42), que rozó uno de los postes de su portería.

Buffon, de 39 años, espectacular en la ida, tuvo menos trabajo este martes. Pero dejó otra gran parada ante Mbappé (76), que ya se vio frenado por la leyenda hace una semana en el Principado.

La Juventus perdió por lesión en el minuto 10 al alemán Sami Khedira, con problemas en un muslo. Fue reemplazado por el italiano Claudio Marchisio y el equipo no notó el relevo.

En la segunda mitad, con un 2-0 favorable, Massimiliano Allegri se permitió el lujo de reservar al argentino Paulo Dybala, que dictó el ritmo del equipo en la primera mitad, y dar entrada al colombiano Juan Cuadrado, que tuvo en sus botas el 3-0, pero el brasileño Jemerson salvó el gol.

Tras ganar tres Copas de Europa con el Barcelona (2009, 2011 y 2015), ahora el renacido Dani Alves tiene la posibilidad de ganar una cuarta con la Juventus. (AFP)