Los líderes separatistas catalanes se enfrentan a penas de hasta 25 años de cárcel


En España

Los líderes separatistas catalanes se enfrentan a penas de hasta 25 años de cárcel

Los líderes separatistas catalanes se enfrentan a penas de hasta 25 años de cárcel
viernes, 2 noviembre 2018 - 22:33 PM - Agencias


Los líderes independentistas de Cataluña se enfrentan hasta 25 años de prisión después de que la Fiscalía española los acusara este viernes de rebelión por participar en el proceso secesionista, mientras que la Abogacía del Estado, dependiente del Gobierno, redujo a la mitad las penas por el delito de sedición.

En la causa que lleva el Tribunal Supremo, la Fiscalía pidió para el ex vicepresidente del Gobierno catalán Oriol Junqueras 25 años de cárcel y otros tantos de inhabilitación para cargo público, por considerarle el líder de la rebelión.

Por su parte, la Abogacía del Estado solicitó para él una pena de doce años por un delito de sedición.

En total, en esta causa serán juzgadas dieciocho personas, entre ellas ocho ex consejeros del antiguo gobierno catalán, presidido por Carles Puigdemont, quien está en Bélgica prófugo de la Justicia española.

La diferencia entre los delitos de rebelión y sedición a los que se refieren la Fiscalía y la Abogacía del Estado estriba en el grado de violencia que se use.

Según la legislación española, se acusa de rebelión a quienes actúen con violencia contra el Estado y conlleva unas penas que van de 30 a 10 años, mientras que el delito de sedición implica que no hubo un alzamiento violento y está penado con entre 10 y 15 años de cárcel.

Desde la restauración de la democracia en España a finales de los años setenta, solo se ha condenado por rebelión a los autores del intento de golpe de Estado de 1981.

La Fiscalía también acusó hoy a Junqueras y a otros cinco antiguos miembros de Gobierno catalán del delito de malversación de caudales públicos por el dinero que emplearon para celebrar el referendo independentista del 1 de octubre de 2017, declarado ilegal por la Justicia española.

La petición de penas de la Abogacía del Estado para los líderes independentistas supone un cambio con su postura anterior, lo que hoy azuzó el debate político en España y provocó el rechazo de la oposición conservadora (PP y Ciudadanos), que acusó al Gobierno de haber cedido a las presiones de los secesionistas.

Acusación que el Ejecutivo negó hoy y dijo que no se ha hecho ningún «gesto» hacia los independentistas.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, subrayó ante la prensa que la Abogacía del Estado ha actuado bajo criterios de «profesionalidad» basándose en «parámetros técnicos y jurídicos» y, por tanto, insistió, «no es una cuestión de gestos».

Al ser preguntada si esta decisión podría favorecer el apoyo de los independentistas al proyecto de presupuestos del Gobierno para 2019, Delgado se limitó a decir: «Sirva o no sirva, no tengo ni idea».

El gobierno socialista de Pedro Sánchez está pendiente de que el Congreso de los Diputados apruebe su proyecto de presupuestos y dado que está en minoría, necesita el apoyo de otros grupos, entre ellos los independentistas catalanes.

Por otra parte, el presidente del Gobierno catalán, el independentista Quim Torra, acusó a Sánchez de ser «cómplice de la represión» y de haber perdido una «oportunidad de oro», mientras que Puigdemont dijo que el Estado sigue actuando con «venganza».

Con las peticiones de hoy por parte de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado comienza la recta final para el juicio en el Tribunal Supremo español contra los independentistas, cuyo comienzo está previsto a mediados del mes de enero.

Pero además de la causa abierta en el Supremo, la Audiencia Nacional, una instancia inferior, también tiene un sumario abierto contra los dirigentes de la policía regional de Cataluña por su actuación durante todo el proceso independentista, a los que también acusa de rebelión, entre ellos a su antiguo máximo responsable, Josep Lluis Trapero. /Efe

LO MÁS VISTO

Ex presidente de Cataluña

Carles Puigdemont regresó a Bélgica y prometió defender "la justa causa del pueblo catalán"

Carles Puigdemont regresó a Bélgica y prometió defender
sábado, 28 julio 2018 - 10:28 AM - Agencias


El líder independentista catalán Carles Puigdemont regresó este sábado a Bélgica decidido a internacionalizar su lucha por la independencia de Cataluña, al tiempo que intenta mantener las riendas de la política regional en pleno deshielo con Madrid.

«Este no es el final del viaje (…) Viajaré hasta el último rincón de nuestro continente para defender la justa causa del pueblo catalán«, dijo Puigdemont en rueda de prensa junto al actual presidente del gobierno catalán, Quim Torra, en la delegación de Cataluña ante la Unión Europea.

Poco antes de las 10:00 (08:00 GMT), el ex presidente catalán llegaba a la capital belga procedente de Alemania, donde pasó los últimos cuatro meses desde su detención y hasta que España retiró de nuevo una orden de extradición contra él.

Puigdemont, un periodista de 55 años, regresa al corazón de Europa fortalecido por la decisión de la justicia española y, desde la llamada ‘Casa de la República’ en Waterloo, intentará desplegar el ‘Consejo de la República‘, una especie de órgano dirigente del independentismo en el exilio.

El objetivo del ex presidente regional, que reconoció que «ningún» Estado europeo le apoya, es llevar a cabo allí «actividades en la línea con lo que aprobó el pueblo de Cataluña el 1 de octubre» cuando se celebró un referéndum ilegal de independencia, marcado por cargas policiales.

Bienvenida en Waterloo

A Waterloo, localidad belga famosa por ser el escenario de la derrota de Napoleón en 1815, llegará sobre las 16:00 para una ceremonia de bienvenida, después de reunirse horas antes con miembros del actual ejecutivo regional y aquellos de su antiguo gobierno que abandonaron también España.

El regreso de Puigdemont a Bélgica, adonde se marchó días después que el entonces gobierno español de Mariano Rajoy asumiera la tutela de la región por una fallida declaración de independencia el 27 de octubre, pone fin a un periplo por Europa que le condujo brevemente a prisión en Alemania.

Las autoridades alemanas lo detuvieron el 25 de marzo en virtud de una euroorden emitida por España y aceptaron en julio extraditarlo sólo por el delito de malversación de fondos, y no por el de rebelión, penado con 25 años de prisión, como reclamaba la justicia española.

El juez instructor en España, donde nueve líderes catalanes están en prisión preventiva acusados de rebelión, decidió entonces retirar la orden de entrega contra él y contra otros cinco destacados independentistas residentes en Bélgica, Suiza y Escocia.

La retirada de la orden internacional de detención le permite seguir su lucha en el extranjero. «Hay una mirada europea sobre la crisis catalana», dijo el miércoles Puigdemont, quien en sus primeros meses en Bélgica contó con el apoyo del partido nacionalista flamenco N-VA.

Liderazgo’ interno

Pero además, como explica Jordi Amat, autor de ensayos sobre el proceso independentista, esto aumenta su influencia sobre el «movimiento soberanista«, que «nunca tuvo un líder claro» pero «ahora está pasando» con el ex presidente.

«Tenía una situación jurídica muy complicada, pero, paradójicamente y quizás fruto de ello, tiene una influencia muy grande sobre [su] partido y sobre el gobierno catalán» de Torra, asegura a la AFP Amat.

Puigdemont logró el pasado fin de semana tumbar la dirección de su partido, que en los últimos meses se distanció de su estrategia de choque con Madrid, y ahora prepara una OPA sobre todo el movimiento separatista con el lanzamiento de un nuevo partido a fines de año.

Y, ¿qué ocurrirá con el diálogo abierto entre el actual ejecutivo español de Pedro Sánchez y el gobierno catalán en julio? «Lo que intentará Puigdemont es boicotear el diálogo«, estima Amat, para quien la lógica del «cuanto peor, mejor» beneficia al dirigente catalán.

Desde Bélgica, ya que no puede volver a España donde la orden de detención nacional sigue vigente, deberá seguir el primer aniversario de la crisis catalana a partir de septiembre, cuando la mirada internacional podría volver a posarse en esta región de 7,5 millones de personas del noreste de España. /Afp

 

 


Cataluña

Carles Puigdemont: "mi futuro es de décadas en la cárcel o muchos años en el exilio"

Carles Puigdemont:
domingo, 29 abril 2018 - 08:58 AM - Agencias


El ex presidente catalán Carles Puigdemont, en libertad bajo fianza en Alemania, afirmó en una entrevista publicada en la revista británica The Times Magazine que afronta su situación como «provisional» y prefiere no trazar planes de «futuro».

«La opción más realista es no tener un plan para el futuro. En el peor caso, seré extraditado a España. Eso significa que mi futuro estará claro: décadas en la cárcel. Si no, probablemente pasaré muchos años en el exilio«, ha dicho Puigdemont al suplemento del diario The Times.

La periodista Sally Williams visitó al ex presidente en Berlín, donde ha fijado su residencia mientras los jueces alemanes estudian su entrega a España, que lo reclama por delitos de rebelión y malversación de fondos públicos.

«Cuatro acompañantes silenciosos (dos guardaespaldas policiales y dos seguidores (de Puigdemont), todos ellos de Catalunya), me conducen hacia una habitación» en un «cómodo» y «anónimo piso de Berlín», describe Williams al narrar el encuentro.

Puigdemont dice en la entrevista que puede moverse dentro de Alemania siempre que avise con antelación a las autoridades judiciales y que cada martes debe presentarse en una comisaría de Berlín.

«No soy un fugitivo. No estoy viviendo una vida clandestina. Soy un presidente. Tengo que reunirme con gente, actuar, no vivir en la oscuridad», afirma.

Puigdemont indica que no quiere «hacer ninguna concesión a la tristeza» y que está «tratando esta situación como provisional».

«No poder besar a mis hijas cada noche, explicarles cuentos... Es imposible acostumbrarse a esta situación. Están asustadas. Lo puedo ver en sus ojos», agrega el ex presidente a la revista británica.

El artículo señala que su rutina consiste en salir a «tomar un café o a comer» durante el día, si bien la mayor parte del tiempo «se queda en su apartamento y trabaja».

Puigdemont sostiene que el referéndum sobre la independencia de Escocia que se celebró en septiembre de 2014 «demostró que era posible en Europa el derecho a la autodeterminación» y quesu objetivo era «hacer lo que hicieron los británicos y los escoceses». /Efe

 

 

 

 


Puigdemont urge a España a "iniciar el diálogo" sobre Cataluña

Puigdemont urge a España a
viernes, 6 abril 2018 - 09:06 AM - Agencias


El independentista catalán Carles Puigdemont exhortó este viernes al gobierno español a «iniciar el diálogo» sobre Cataluña, poco después de salir de prisión en Alemania.

«Ha llegado el momento del diálogo», declaró a la prensa al salir del centro de detención de Neumünster, en el norte del país, donde estaba detenido desde hacía diez días.

«Las autoridades españolas no tienen ninguna excusa para no iniciar el diálogo», afirmó. «Hemos pedido diálogo durante años y obtenido como respuesta solamente violencia y represión«.

Puigdemont, que debe permanecer en Alemania bajo control judicial mientras la justicia del país estudia un posible procedimiento de extradición hacia España, también exigió la «inmediata puesta en libertad» de los independentistas catalanes detenidos en España.

«Tener a presos políticos en la Unión Europea es una vergüenza», afirmó.

Nueve independentistas están actualmente en prisión preventiva en España, incluidos seis exmiembros del ejecutivo autonómico catalán y la expresidenta del parlamento catalán.

La justicia alemana decidió el jueves por la tarde dejar a Puigdemont en libertad bajo control judicial, al tiempo que rechazaba la principal acusación de Madrid en su contra: el cargo de «rebelión» por haber organizado en octubre un referéndum de independencia prohibido por la justicia.

Ahora solo examina el segundo cargo presentado por Madrid, menos grave, de malversación de caudales públicos. (AFP)


WikiLeaks

Piden a Ecuador que se permita a Julian Assange tener internet

Piden a Ecuador que se permita a Julian Assange tener internet
sábado, 31 marzo 2018 - 08:23 AM - Agencias


La actriz Pamela Anderson, la diseñadora Vivienne Westwood y el exministro griego Yanis Varoufakis pidieron hoy que Ecuador levante las restricciones impuestas al periodista Julian Assange en la embajada ecuatoriana en Londres.

Hace unos días, el Gobierno de Ecuador restringió las comunicaciones a Assange por opinar sobre cuestiones que Quito considera perjudican su política exterior, como la de Cataluña.

En una carta remitida al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y divulgada hoy, los firmantes, entre los que también está el músico Brian Eno, piden ayuda para que quienes defienden los derechos humanos soliciten al Gobierno del país suramericano que levante la prohibición impuesta hace unos días para el uso del internet.

«No se trata esto solo de mostrar apoyo y solidaridad. Pedimos a todos aquellos a quienes les importan los derechos humanos que pidan al Gobierno de Ecuador que siga defendiendo los derechos del activista», al que califican de hombre con «coraje», dice la misiva.

«Si no hay libertad de expresión para Julian Assange, no hay libertad de expresión para ninguno de nosotros«, agrega la nota, que ha sido firmada por unas 20.000 personas.

Según el Gobierno ecuatoriano, Assange ha violado un acuerdo de diciembre de 2017 por el que se había comprometido a no opinar sobre cuestiones de otros países y deberá afrontar esta desconexión.

Entre los últimos comentarios fue la comparación que hizo de la detención del dirigente independentista catalán Carles Puigdemont, el pasado domingo en Alemania, con la de Lluís Companys por la Gestapo en 1940, para su posterior extradición a España y fusilamiento por el régimen franquista.

El pasado febrero, una juez británica decidió mantener en vigor la orden de detención que pesa sobre Assange, quien sería detenido si sale de la embajada, aunque Suecia retiró el año pasado la orden de extradición que había dictado para cuestionarle sobre presuntos delitos sexuales.

El periodista australiano, refugiado en la legación diplomática ecuatoriana desde 2012, ha sostenido que no quiere ser detenido en el Reino Unido ante el temor a ser extraditado a Estados Unidos, donde cree que pueda ser condenado por filtrar miles de documentos y cables diplomáticos a través de WikiLeaks. /Efe


Tres detenidos en Barcelona en las protestas por detención de Puigdemont

Tres detenidos en Barcelona en las protestas por detención de Puigdemont
domingo, 25 marzo 2018 - 15:58 PM - Agencias


Tres personas fueron detenidas hoy por la policía regional catalana (Mossos d’Esquadra) en las protestas que tienen lugar en Barcelona (noreste) por la detención este domingo en Alemania del expresidente regional Carles Puigdemont en virtud de una orden europea dictada por la Justicia española.

Fuentes de la policía regional informaron de que esas tres personas han sido arrestadas por un delito de atentado a la autoridad durante la concentración, en la que también se han registrado 17 heridos, según informó el servicio de emergencias sanitarias.

Asimismo, precisaron que esas personas han sido atendidas por lesiones de carácter leve producidas durante los incidentes en las protestas en Barcelona.

Durante los incidentes, que tuvieron lugar en los alrededores de la delegación del Gobierno en Cataluña, donde las fuerzas policiales antidisturbios han cargado y disparado salvas para evitar que algunos manifestantes, que les arrojaban objetos, rebasaran el cordón policial.

 Algunos de los concentrados intentaron arrojar un contenedor de basura hacia los Mossos d’Esquadra, lo que hizo que estos respondieran con una carga de dispersión y evitaron el incendio de ese recipiente.

 Además, grupos de independentistas cortaron varias carreteras de la región española de Cataluña o entorpecieron la circulación por ellas.

En Barcelona se vivieron momentos de tensión durante una concentración independentista frente al edificio de la Delegación del Gobierno español, con algunos forcejeos entre centenares de manifestantes y los agentes antidisturbios de los Mossos d’Esquadra (policía regional catalana).

 Convocados por los autodenominados «Comités de Defensa de la República» catalana (CDR), los manifestantes gritaban a favor de la huelga general y pedían la libertad de los encarcelados por el proceso independentista catalán, declarado «inconstitucional».

 También miles de independentistas se concentraron ante la representación de la Comisión Europea (CE) en Barcelona para pedir la libertad de Puigdemont y los dirigentes independentistas presos por orden del Tribunal Supremo español.

Con la presencia de dirigentes de partidos y organizaciones sociales secesionistas, los manifestantes se desplazaron a continuación hacia el consulado de Alemania, ubicado en el Puerto Olímpico de Barcelona.

Los concentrados en Gerona, ciudad de la que fue alcalde Puigdemont, pintaron de amarillo la fachada de la subdelegación del Gobierno central y descolgaron la bandera de España. Ese color es el símbolo de los independentistas para reclamar la libertad de los líderes catalanes encarcelados, ya que los consideran «presos políticos».

También la organización independentista juvenil anticapitalista Arran marcó con letreros de «fascista» la casa que el juez que investiga el proceso independentista, Pablo Llarena, tiene en la localidad de Das (Gerona).

Por su parte, el Consejo General del Poder Judicial español pidió al Ministerio del Interior medidas para proteger a Llarena y a su familia.

Este magistrado procesó por rebelión a 13 líderes catalanes, incluido Puigdemont, el viernes pasado.

Ordenó prisión incondicional para cinco de ellos y pidió la detención por euroorden de tres huidos al extranjero, entre ellos Puigdemont.

 Los otros cuatro procesados por rebelión, como el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, ya estaban encarcelados preventivamente. (Afp)


Miles de personas protestan en Barcelona tras la detención de Puigdemont

Miles de personas protestan en Barcelona tras la detención de Puigdemont
domingo, 25 marzo 2018 - 13:39 PM - Agencias


Miles de manifestantes portando banderas de Cataluña salieron en la tarde del domingo a las calles de Barcelona para protestar contra la detención en Alemania del expresidente del gobierno regional, Carlés Puigdemont, reclamado por España.

Convocados por el grupo independentista radical Comités de Defensa de la República, los manifestantes se congregaron sobre las Ramblas de Barcelona y se encaminaron hacia la sede de la Comisión Europea en la ciudad catalana.

Los manifestantes entonaban estribillos en los que reclamaban la «libertad de los presos políticos» y vivaban a «Puigdemont nuestro presidente». Luego, frente a la representación de la comisión, gritaban: «esta Europa es una vergüenza».

Carles Puigdemont fue detenido el domingo en Alemania poco después de ingresar en automóvil desde Dinamarca, en virtud de un mandato europeo de arresto emitido por España, donde el viernes fue formalmente acusado de rebelión junto a otros 12 dirigentes separatistas.

«Lo que nos están haciendo estos días es totalmente desmedido. Nos tratan como a criminales por querer la independencia. Ya no es cuestión de ideologia, sino de respeto a los derechos humanos, dijo, llorando, Rosa Vela, una profesora de 60 años.

Judith Cárpena, de 22 años y estudiante de arquitectura, advirtió a quienes se oponen a la indepdencia de Cataluña que «no canten victoria, no es el fin del independentismo, ni mucho menos. El independentismo lo lidera el pueblo y a todos no nos pueden encarcelar. Habrá otros Puigdemont». (Afp)


Aplazan investidura de Puigdemont como presidente de Cataluña

Aplazan investidura de Puigdemont como presidente de Cataluña
martes, 30 enero 2018 - 08:36 AM - Agencias


Bajo presión judicial, el presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, pospuso indefinidamente el pleno de este martes para investir a Carles Puigdemont como presidente regional, aunque reiteró que el líder independentista sigue siendo el único candidato a ese puesto.

A pocas horas de que debiera comenzar la sesión de investidura en la cámara regional en Barcelona la tarde del martes, Torrent anunció que esta quedaba aplazada hasta que se asegure un debate «efectivo y con garantías» dada la situación judicial de Puigdemont.

Pero de momento no habrá «ningún otro candidato», advirtió Torrent porque Puigdemont, pese a estar perseguido en España por rebelión y sedición, «tiene todo el derecho a ser investido».

Instalado en Bruselas desde pocos días después de la fallida declaración de independencia de Cataluña del 27 de octubre, Puigdemont había pedido a Torrent tomar «las medidas necesarias» para permitir su investidura.

Puigdemont mantuvo hasta el último momento la interrogante de si comparecería personalmente en la cámara regional, exponiéndose a ser detenido si volvía a España, cuyo gobierno desplegó un operativo especial para evitar su ingreso incluso de incógnito.

Esa era la única manera en la que podía ser investido, dictaminó el Tribunal Constitucional tras reunirse de urgencia el sábado pasado, para estudiar un recurso del gobierno central.

En su auto, la corte prohibió una designación a distancia de Puigdemont, una alternativa elevada por el candidato y su formación Juntos por Cataluña.

Puigdemont debía pedir permiso ante el juez del Tribunal Supremo que lleva la causa contra el núcleo duro del independentismo para poder comparecer ante la cámara.

El propio Puigdemont recurrió ese dictamen y el Constitucional se reunirá este mismo martes para pronunciarse al respecto.

Aumentando la presión antes de que Torrent se pronunciara, Rajoy advirtió este martes que permitir una investidura no presencial de Puigdemont podría desembocar en «responsabilidades por incumplir una resolución de los tribunales».

«No se puede ser un prófugo de la justicia, residir en Bruselas y pretender que a uno le elijan presidente de una institución democrática», dijo Rajoy a la televisión pública TVE.

Desde el entorno de Puigdemont también intentaron presionar al presidente parlamentario para forzar la investidura y minutos antes de que anunciara su decisión afirmaban que había un acuerdo para celebrar el pleno.

Tras conocerse la decisición de Torrent, Juntos por Cataluña, la formación de Puigdemont, afirmó no haber sido consultada y consideró que «se dan las condiciones políticas para hacer el pleno de investidura hoy», según fuentes parlamentarias.

– «No aceptaremos injerencias» –

El empeño de los separatistas por investir a Puigdemont amenazaba con volver a sumir a España en una crisis como la vivida el año pasado, la peor en décadas. (AFP)


Puigdemont urge a Madrid a permitir su investidura con "normalidad"

Puigdemont urge a Madrid a permitir su investidura con
miércoles, 24 enero 2018 - 23:34 PM - Agencias


El líder independentista Carles Puigdemont urgió este miércoles desde Bruselas al gobierno español a permitir su investidura con «normalidad» como presidente catalán, tras un encuentro con el jefe del Parlamento regional, sin aclarar si regresará a España para el debate.

«Si el Estado español entendiera que lo mejor para todos es que el debate se celebre con normalidad, creo que daría un paso de gigante», dijo en rueda de prensa Puigdemont, urgiendo a Madrid a retirar «todos los elementos que impiden la normal celebración del pleno».

El presidente del Parlamento catalán, el también independentista Roger Torrent, ultima los detalles de la sesión de investidura del presidente regional que debe celebrarse antes del 31 de enero y en la que Puigdemont, acusado por la justicia española de rebelión, es el único candidato.

La incertidumbre planea sobre si el presidente catalán cesado por el gobierno español a fines de octubre tras una declaración de independencia fallida se presentará en persona al debate de investidura ante la cámara situada en Barcelona.

Puigdemont, que apuntó a «muchas posibilidades» diferentes, precisó que la «investidura presencial» es la «ideal». «Hemos hablado de la investidura y él no me ha descartado la posibilidad de que sea presente», agregó por su parte Torrent.

– ¿Investidura a distancia? –

Pero si regresa a España, se arriesga a ser detenido y enviado a prisión, al igual que los otro cuatro diputados electos instalados en Bélgica e igualmente acusados de rebelión, sedición y malversación por su papel en la declaración de independencia.

Ante un eventual regreso, Madrid anunció que no escatimará medios para impedir su entrada en el Parlamento, incluso si lo intenta «en el maletero de un coche», en palabras del ministro del Interior español, Juan Ignacio Zoido.

La otra posibilidad en la que trabajan el partido Juntos por Cataluña (centroderecha) de Puigdemont es una investidura a distancia, algo que los servicios jurídicos de la cámara regional consideran ilegal y un movimiento que Madrid ya anunció que impugnaría.

En declaración a la radio Onda Cero, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, precisó que recurrirían concretamente «la decisión de la mesa que diga que el señor Puigdemont» puede «comparecer a través de una televisión» ante el pleno.

La actuación de Madrid, que activó en octubre el Artículo 155 de la Constitución para hacerse con el control de la región, recibió de nuevo este miércoles el respaldo del rey Felipe VI, quien desde Davos advirtió que «los desacuerdos políticos» deben resolverse de acuerdo al «marco legal» español.

– ‘Desde el minuto 1’ –

En su visita a Bruselas, Torrent también se reunió con los otros cuatro diputados electos presentes en Bélgica, que hacen frente a las mismas acusaciones que el líder independentista en España pero cuyos votos podrían ser fundamentales para su reelección.

Las fuerzas independentistas cuentan con 70 diputados en el Parlamento catalán, dos por encima de la mayoría absoluta, si bien siete de ellos no están en condición de ejercer: además de los cinco en Bélgica, otros dos están en prisión en Madrid.

El juez permitió a los encarcelados delegar su voto en la primera sesión de constitución de la cámara, si bien la incertidumbre planea sobre la posibilidad de otorgar un voto telemático a los cinco miembros del gobierno catalán cesado en Bélgica.

En este contexto, las declaraciones de Torrent, de la formación independentista ERC (izquierda), sobre que su objetivo es trabajar para lograr «un gobierno efectivo desde el minuto 1» se interpretan, como indica el diario catalán La Vanguardia, como una presión a Puigdemont por si no puede finalmente ejercer.

El encuentro entre Puigdemont y Torrent, más los otros cuatro diputados, se realizó en la sede del partido político europeo Alianza Libre Europea, después que el gobierno español impidiera su celebración en la sede del gobierno catalán en la capital de la UE.

«Se han dado instrucciones a la delegada de la Generalitat de Cataluña en Bruselas para que no permita que se celebre la reunión en los locales de la delegación de Cataluña en Bruselas», indicó una fuente diplomática en Madrid. El gobierno tiene bajo su tutela la instalación desde fines de octubre.

Tanto Puigdemont como Torrent criticaron la decisión de Madrid y el presidente de la cámara catalana anunció incluso que pidió a los servicios jurídicos de la cámara regional que «estudien las consecuencias legales de esta decisión arbitraria del gobierno del Estado español». (Afp)


Puigdemont se reúne con el presidente de Parlamento catalán

Puigdemont se reúne con el presidente de Parlamento catalán
miércoles, 24 enero 2018 - 09:11 AM - Agencias


El líder independentista Carles Puigdemont está reunido con el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, en Bruselas, un encuentro cuya celebración Madrid impidió que tuviera lugar en la representación catalana.

«Se han dado instrucciones a la delegada de la Generalitat de Cataluña en Bruselas para que no permita que se celebre la reunión en los locales de la delegación de Cataluña en Bruselas», indicó una fuente diplomática en Madrid.

La reunión entre Torrent y Puigdemont, que quiere ser investido de nuevo presidente del gobierno catalán, comenzó finalmente en otro emplazamiento de la capital belga, constató la AFP.

Hacia las 13H00 (12H00 GMT) estaba prevista una rueda de prensa.

Desde que Cataluña fue puesta bajo tutela del gobierno central a finales de octubre tras una declaración unilateral de independencia, los locales de la representación catalana en Bruselas dependen directamente del ejecutivo central de Mariano Rajoy.

«No hay motivos para impedir la celebración de esta reunión (…) y nosotros nos reservamos estudiar las implicaciones legales que pueda tener esta situación», declaró Joan María Piqué, portavoz de la formación conservadora de Puigdemont.

– Cuenta atrás para la investidura –

La reunión llega cuando el presidente de la cámara está intentando organizar la sesión de investidura del presidente regional para finales de mes, en la que Puigdemont, acusado por la justicia española de rebelión, sedición y malversación, es el único candidato.

Torrent, presidente independentista del hemiciclo catalán, también mantendrá una reunión con los otros cuatro diputados separatistas, exconsejeros de su gobierno cesado por Madrid tras la tentativa frustrada de secesión a finales de octubre.

El problema es que si se queda en Bélgica, Puigdemont tendría que ser investido a distancia, lo que los servicios jurídicos del Parlamento catalán consideran ilegal, al igual que la oposición. Madrid ya ha anunciado que impugnará una eventual investidura a distancia.

Además de Puigdemont, hay otros siete diputados sin plena capacidad de ejercer: cuatro de ellos en Bruselas y con una orden de detención en España y otros tres en prisión preventiva en cárceles madrileñas.

Con los escaños de su grupo Juntos por Cataluña (centroderecha) y del otro gran partido independentista, Izquierda Republicana de Cataluña (ERC), dispone de 66 apoyos de los 135 de la cámara regional, dos por debajo de la mayoría absoluta.

En este contexto, cobra fuerza su eventual regreso a España, cuyo gobierno ya advirtió que no escatimará medios para impedir su entrada en el Parlamento, incluso si lo intenta «en el maletero de un coche», en palabras del ministro del Interior español, Juan Ignacio Zoido.

Si regresa a España, se arriesga a ser detenido, al igual que los demás diputados instalados como él en Bruselas e igualmente acusados de rebelión, sedición y malversación por su papel en la tentativa secesionista.

Desde Dinamarca, donde viajó lunes y martes, el líder independentista catalán pidió poder volver a España para someterse al debate de investidura como presidente regional «sin ningún riesgo». (AFP)