Policía investiga cómo narco mexicano obtuvo cédula de identidad boliviana


Fue aprehendido en el Brasil

Policía investiga cómo narco mexicano obtuvo cédula de identidad boliviana

Policía investiga cómo narco mexicano obtuvo cédula de identidad boliviana
viernes, 29 diciembre 2017 - 15:28 PM - Agencias


El comandante general de la Policía, Faustino Mendoza, anunció el viernes una prolija investigación para establecer cómo el narco mexicano José Gonzales Valencia obtuvo una cédula boliviana con identidad falsa.

«Estamos investigando los pormenores del caso y establecer cuál fue la situación legal en Bolivia y de qué forma ingresó al país, cómo obtuvo su cédula de extranjero y permiso temporal«, dijo.

Gonzales, un presunto capo del cartel de Jalisco Nueva Generación, fue aprehendido en el Brasil al encontrarse entre sus pertenencias un documento boliviano con la identidad falsa de Jafett Arias Becerra.

El sospechoso de 42 años de edad gozaba de vacaciones en el noreste de Brasil y fue detenido por el Departamento Federal de la Policía brasileña.

Gonzales es considerado como uno de los líderes del Cártel de Jalisco Nueva Generación que opera en México y se dice que Estados Unidos solicitó su extradición para que enfrente acusaciones por tráfico de drogas.

El detenido hasta hace poco estuvo radicando en Bolivia, durante dos años, después de huir de México.

Ingresó a Brasil el 22 de diciembre usando un pasaporte boliviano, que también será objeto de investigación.

 

Brasil arrestó al presunto jefe del cártel mexicano Jalisco Nueva Generación

LO MÁS VISTO

Ingresó como turista utilizando un documento boliviano

Brasil arrestó al presunto jefe del cártel mexicano Jalisco Nueva Generación

Brasil arrestó al presunto jefe del cártel mexicano Jalisco Nueva Generación
Portaba un documento expedido por Bolivia y en el que se identificaba como ciudadano mexicano pero con el falso nombre de Jefett Arias Becerra
miércoles, 27 diciembre 2017 - 23:47 PM - Agencias


La Policía Federal brasileña detuvo este miércoles en un lujoso complejo turístico de la ciudad de Fortaleza al supuesto narcotraficante José González Valencia, señalado como uno de los líderes del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), una de las organizaciones criminales más peligrosas de México.

El presunto capo mexicano, de 42 años, fue detenido con base en una orden de arresto expedida por el Supremo Tribunal Federal (STF), la máxima corte de Brasil, ante una petición de extradición hecha por Estados Unidos, en donde se le acusa de narcotráfico, informó la Policía Federal en un comunicado.

«La extradición fue solicitada por el Gobierno de los Estados Unidos bajo la acusación de haber practicado el crimen de tráfico de drogas en ese país y en México, y de integrar el Cartel de Jalisco Nueva Generación», según la nota.

El CJNG ha crecido en los últimos años para desafiar al Cártel de Sinaloa del capturado Joaquín «El Chapo» Guzmán por la supremacía del narcotráfico en México.

De acuerdo con el comunicado, el mexicano estaba con su familia en un complejo turístico en la región metropolitana de Fortaleza (noreste de Brasil), en donde ocupaba una residencia alquilada en la exclusiva playa de Taíba, y no se resistió al arresto.

La Policía Federal informó de que el mexicano ingresó a Brasil como turista procedente de Bolivia, país en donde al parecer residía desde que huyó de México hace dos años.

El acusado portaba un documento expedido por Bolivia y en el que se identificaba como ciudadano mexicano pero con el falso nombre de Jefett Arias Becerra.

De acuerdo con el comisario de la Policía Federal Aldair Rocha, uno de los responsables por la captura, el mexicano pasaba una temporada de vacaciones con su familia en Fortaleza desde el 22 de diciembre, desde cuando era vigilado por las autoridades brasileñas.

Tras su arresto, el mexicano fue conducido a las celdas de la sede de la Superintendencia de la Policía Federal en Fortaleza, en donde quedó a disposición de la máxima corte brasileña, que tiene que pronunciarse sobre su extradición.

Según versiones de prensa, el supuesto capo era conocido como «Chepa», «Camarón» o «Santy» y es uno de los hermanos de Abigael González Valencia, conocido como el «Cuini» y el máximo jefe del CJNG junto a Nemesio Oseguera.

El CJNG, que se dedica principalmente a transportar drogas sintéticas a Estados Unidos, surgió en 2007 como el brazo armado del Cartel de Sinaloa, del que se separó en 2010, y en pocos años se convirtió en una de las principales organizaciones de narcotraficantes de México.

(Con información de EFE y Reuters)


Anuncia investigación rigurosa

Ministro Romero pide que se diga qué club de fútbol estaría ligado a un cártel

Ministro Romero pide que se diga qué club de fútbol estaría ligado a un cártel
miércoles, 16 agosto 2017 - 18:02 PM - Agencias


El ministro de Gobierno y dirigente deportivo, Carlos Romero, exigió este miércoles que se aclaré cuál es el equipo de fútbol boliviano que tendría vínculos con el Cártel de Jalisco Nueva Generación, como se denunció en reportes periodísticos internacionales.

El fin de semana el portal Infobae informó que el narcotraficante mexicano Raúl Flores estaría vinculado a la compra de un equipo de primera división boliviana, y después el periodista de Televisa, Juan Rueda, dijo en entrevista con Cadena A que ese club estaría en la asociación cruceña de fútbol.

El Ministro pidió que se aclare el nombre del empresario y el club que se habría comprado para lavar dinero del narcotráfico. “Que se diga con nombre propio quién es ese empresario, cuál es ese equipo de fútbol, que se lo diga”, exclamó durante una conferencia de prensa.

Romero, quien preside el club de primera división Sport Boys, reveló que ha hecho gestiones para que la Federación Boliviana de Fútbol haga una acción oficial para aclarar este caso.

El Ministro de Gobierno anunció que se hará una investigación rigurosa sobre este tema y ha pedido a la fuerza antidroga que hagas pesquisas y cruce datos.

Asimismo, se abrió a que se investiguen las cuentas de los equipos de fútbol. Aseguró que las mismas son controladas con auditoría externa y pueden ser revisadas por cualquier entidad, desde la Fiscalía, Conmebol, Fifa e incluso el Vaticano.

Sostuvo que si algún equipo estuviera financiado por el narcotráfico gozaría de buena salud económica, pero la mayor parte de los clubes bolivianos tienen deudas.

Señaló que incluso Sport Boys es uno de los clubes más deudores del fútbol boliviano. Destacó que el manejo económico de ese equipo se presentó en cabildo en Warnes y anunció que transparentará esas cuentas con el periodismo. (Erbol)


En el caso también figura el futbolista Rafa Márquez

Un boliviano aparece en la nómina de EEUU con sanciones por narcotráfico

Un boliviano aparece en la nómina de EEUU con sanciones por narcotráfico
jueves, 10 agosto 2017 - 12:08 PM - Agencias


El boliviano Fernando Gustavo Álvarez Peralta aparece entre las personas sancionadas por Estados Unidos, por presuntamente estar vinculadas con la organización de narcotráfico del mexicano Raúl Flores Hernández.

La lista de los implicados en este caso fue publicada ayer miércoles por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. El caso tomó revuelo mundial puesto que uno de los sancionados es el jugador de fútbol mexicano Rafael Márquez.

Según la entidad estadounidense, el mexicano Flores Hernández opera por décadas en el tráfico internacional de drogas y mantiene alianzas estratégicas con el Cartel de Sinaloa de México y el Cartel de Jalisco Nueva Generación.

El boliviano Álvarez Peralta aparece en el grupo de “asociados” de Flores Hernández, que presuntamente controlan empresas vinculadas a las red de negocios de la organización de narcotráfico.

De acuerdo con los datos publicados por el Departamento del Tesoro, Álvarez nació el 23 de enero de 1961 en Bolivia y vive en Jalisco. En sus datos se puede observar datos de identificación y tributación de México, así como un Número de Identificación Tributaria (NIT) de Bolivia.

Las sanciones que aplicó EEUU contra las personas involucradas en este caso son el congelamiento de sus cuentas y la prohibición de que estadounidenses hagan negocios con ellos. (Erbol)