El Festival Internacional de Cine de Morelia premiará la trayectoria de Robert Redford


Actor, director y productor

El Festival Internacional de Cine de Morelia premiará la trayectoria de Robert Redford

El Festival Internacional de Cine de Morelia premiará la trayectoria de Robert Redford
jueves, 10 octubre 2019 - 06:00 AM - Agencias


El Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) tendrá un invitado especial en su 17ª edición. El actor, director y productor, Robert Redford, será galardonado con la presea a la Excelencia Artística por “su extraordinaria trayectoria y por las valiosas aportaciones que su trabajo ha hecho a la industria cinematográfica”.

Para premiar su trayectoria, el FICM le otorgará el premio a la Excelencia Artística, el cual fue otorgado por primera vez al realizador mexicano Alfonso Cuarón en la edición pasada del festival.

Robert Redford es actor, director, miembro del consejo del Natural Resources Defense Council desde hace casi 30 años y cofundador del Centro Redford, junto con su hijo James Redford. Un aspecto importante de su vida y carrera es el Instituto Sundance, que fundó en 1981 y que se dedica a apoyar y formar a guionistas y directores emergentes con visión, así como a distribuir nuevo cine independiente en Estados Unidos y el extranjero. Ha sido un destacado ambientalista y activista desde principios de la década de los 70”, explicó en un comunicado el Festival Internacional de Cine de Morelia.

El comité del Festival indicó que para celebrar la presencia de Robert Redford en Morelia se hará una muestra especial de sus mejores cintas.

Las películas que forman parte de este programa son:

1.- Butch Cassidy and the Sundance Kid (1969, dir. George Roy Hill)

2.-All the President’s Men (1976, dir. Alan J. Pakula)

3.- Ordinary People (1980, dir. Robert Redford)

4.- All Is Lost (2013, dir. J. C. Chandor)

La 17ª edición del FICM se llevará a cabo del 18 al 27 de octubre de 2019.

Este año se presentarán 60 cortometrajes, 11 documentales, 14 obras michoacanas y 9 largometrajes de cineastas de distintos estados de la República Mexicana. En total habrá más de 100 realizadores mexicanos presentando su trabajo.

El jurado estará conformado por: Eugenio Caballero, aclamado director de arte mexicano ganador del Oscar; Oskar Alegria, reconocido realizador español; la actriz Diana Bracho; Carol Littleton, editora nominada al Oscar;Marina de Tavira, actriz mexicana nominada al Oscar; Cédric Succivalli, crítico de cine y consultor del Giornate degli Autori del Festival Internacional de Cine de Venecia, y Jorge Michel Grau, reconocido realizador mexicano, entre otros.

La 17ª edición del FICM servirá de escenario para estrenar las películas mexicanas: El diablo entre las piernas, de Arturo Ripstein; No One Left Behind, de Guillermo Arriaga; El actor principal, de Paula Markovitch; Perdida, de Jorge Michel Grau; El son del chile frito,de Gonzalo Ferrari, y Cindy la regia, de Catalina Aguilar Mastretta y Santiago Limón.

El año pasado la legendaria estrella de cine Robert Redford anunció su retiro de la actuación tras una larga y fructífera carrera.

El venerado galán de ojos azules, ganador de dos premios Oscar, dijo a la revista Entertainment Weekly que su última película será The Old Man & the Gun, el filme de David Lowery basado en una historia real y en el cual encarna a un ladrón de bancos que fue atrapado 17 veces y se escapó otras 17.

“Nunca digas nunca, pero concluí que hasta aquí llego en términos de actuación, y avanzaré hacia la jubilación tras esto porque lo he estado haciendo desde que tengo 21 años”, declaró Redford en el verano del 2018 en una entrevista con Entertainment Weekly.

«Pensé: ‘Bueno, es suficiente’. ¿Y por qué no salir con algo que es positivo y muy optimista?», añadió la estrella, una de las más queridas y respetadas de Hollywood.

Un gran elenco lo acompaña en esta última película: Sissy Spacek, Danny Glover, Tom Waits y Casey Affleck. Será estrenada el 28 de septiembre por el estudio Fox Searchlight.

LO MÁS VISTO

Los bandidos que inspiraron la película 'Dos hombres y un destino'

Butch Cassidy y Sundance Kid, ¿murieron en Bolivia?

Butch Cassidy y Sundance Kid, ¿murieron en Bolivia?
martes, 28 marzo 2017 - 17:39 PM - Agencias


El pueblo de San Vicente, ubicado al suroeste de Bolivia, se encuentra a 324 kilómetros de Potosí, la ciudad más cercana y capital del departamento del mismo nombre. La locación minera, árida y desolada, era un poblado fantasma. Hace unos años la empresa Pan American Silver la devolvió a la vida. Ahora es un sitio de extracción de plata y zinc, pero no es el único tesoro que su tierra guarda. Un letrero da la bienvenida a los visitantes con la siguiente inscripción: “Aquí yacen los restos de Butch Cassidy & Sundance Kid”.

Diferentes teorías se han dado a conocer con el paso de los años. Una dice que los bandidos llegaron a París, donde murieron perseguidos por los hombres del empresario minero Carlos Víctor Aramayo, a quien le habían robado en Bolivia. Otra, según Lula Parker Betenson –hermana de Butch y autora del libro Cassidy, mi hermano-, su consanguíneo regresó a EEUU y vivió en el anonimato por años. Félix Chalar, un juez en la ciudad de Tupiza –en Potosí-, colecciona evidencias que da fe de la llegada del dúo a Bolivia. Se respalda en las copias de los papeles que ha preservado y es claro: “Butch Cassidy y Sundance Kid murieron en Bolivia porque existe bastante evidencia. Esos documentos se conservaron en el juzgado de Tupiza hasta 1970. Lamentablemente, un ciudadano estadounidense de nombre Roger McCord se los llevó a EE UU”.

Robert LeRoy Parker y Harry Alonzo Longabaugh, mejor conocidos como Butch Cassidy y Sundance Kid, respectivamente, decidieron escapar de EEUU y continuar su vida criminal en Latinoamérica, huyendo de la Agencia Nacional de Detectives Pinkerton durante la primera década de 1900. Pasaron por Chile y Argentina, antes de llegar a Bolivia en agosto de 1908. La ciudad de Tupiza, a la que los forajidos llegaron el 29 de octubre de 1908, tenía que ser el escenario de su último golpe.

Chalar lleva la cronología de la llegada de los bandidos a este país andino. Una placa de metal en la que se lee su nombre y su profesión está colocada en una vieja puerta a la entrada de su hogar. En una de las paredes del recibidor cuelgan los carteles de la película Dos hombres y un destino (1969), en la que Paul Newman y Robert Redford interpretan a los bandidos durante su llegada a Bolivia. Y en la otra, una colección de rifles Winchester, revólveres Colt .45 y telégrafos de la época, dando la sensación de estar en un anticuario western.

Chalar saca de un portafolio de cuero desgastado una edición antigua de El Chorolque, un diario local fechado el 31 de octubre de 1908. “Butch y Sundance Kid se alojan en el Hotel Términus. El periódico publica la lista de alojados y en la nómina se puede advertir el nombre de Santiago Lowe, el sobrenombre que utilizó Cassidy en Bolivia”, explica Chalar.

Los forajidos tenían planeado robar más de medio millón de dólares que le pertenecía a Aramayo. Chalar lee una copia de un telegrama, fechado el 4 de noviembre de 1908, que anunciaba el atraco cometido. El dinero era transportado por Carlos Peró, administrador de la empresa Aramayo Francke y Cia., quien fue asaltado en Huaca Huañusca –a 35 kilómetros de Tupiza-. Sin embargo, el dúo solo se encontró con 90.000 dólares en el cargamento. “A Butch y Sundance les dijeron que había más de medio millón de dólares. Ese envío se retrasó una semana y por una mala información no logran ese objetivo”, precisa el abogado.

Chalar relata que los bandidos llegaron a San Vicente el 6 de noviembre de 1908, haciéndose pasar por viajeros. Pidieron alojamiento a Cleto Bellot, el corregidor del pueblo, sin saber que los avances en la comunicación, gracias a la telegrafía, ya habían advertido del asalto. Esa noche, el capitán Justo P. Concha y dos hombres del Regimiento Abaroa, junto al inspector Timoteo Ríos del departamento de policías de Uyuni se enfrentaron al dúo en un tiroteo que cobró la vida de un soldado y de los forajidos.

No fue hasta el día siguiente que encontraron los cuerpos de los asaltantes sin vida. Uno de ellos con un tiro en la frente y el otro en el pecho, según indica uno de los telegramas. “Uno de ellos tenía siete balazos en el cuerpo. Cassidy, aparentemente, terminó el sufrimiento de su amigo herido y después se suicidó”, señala Chalar.

Del cuarto donde murieron los forajidos casi no queda nada. “En San Vicente ha entrado el tema de la privatización de la minería y han puesto todas las casas prefabricadas. No les ha importado demoler el lugar del tiroteo”, afirma Fabiola Mitru, gerente de Tupiza Tours. Su empresa, junto a otras en la ciudad, se ocupa de ofrecer circuitos turísticos que incluyen visitas a los lugares por donde pasaron los bandidos.

Sin embargo, todavía quedan incógnitas. Distintos equipos de antropólogos forenses extranjeros han intentado ubicar los restos en el cementerio de San Vicente, pero no han tenido suerte. En el camposanto, según Chalar, hay, por lo menos, tres capas de cadáveres apilados, como en una fosa común. “Habría que desenterrar todo”, dice. Más de 100 años después de su muerte, la leyenda de los bandidos sigue viva.

(Con información de El Pais de España)